Durango en el tiempo | PAPELERÍA SARACHO

Por: Oscar Luna G.

Sin duda los comercios del Durango antiguo también son parte de la historia de nuestra ciudad, pues como ya lo mencione en el artículo pasado, nos traen recuerdos y  tienen una variedad de datos históricos. En esta ocasión me gustaría platicarles acerca de otro comercio de la ciudad de Durango, que justo en este mes de octubre conmemora 100 años de su fundación, porque sorprendentemente sigue en pie hoy en día, hablo de la tan conocida papelería Saracho.

Esta papelería abrió sus puertas en el año de 1921, siendo fundada por el señor José Saracho, por ello adoptaron este nombre. El señor José estuvo al frente de ella algunas décadas, muchos duranguenses aun lo recuerdan con cariño, pues lo describen como una persona amable y carismática. Posteriormente este comercio le fue heredado a su hijo Jaime Saracho Gavilán quien estuvo también varias décadas al frente de esta papelería.

El primer lugar donde se ubicó no es donde actualmente la conocemos, sino en la actual calle de 20 de noviembre, esquina con la calle Juárez, a un costado de la catedral de Durango, en el edificio que muchos conocemos como la Posada Duran, en este lugar estuvo la papelería Saracho durante algunos años.

Se pueden apreciar algunas fotografías antiguas donde se alcanza a ver esta papelería en este lugar, misma que inicio con una variedad de mercancía y poco a poco se fue posicionando como una de las más concurridas por los duranguenses, pues mencionan que en ella encontraban de todo, no había vuelta en vano para regresar con lo que uno buscaba.

Para mediados del siglo XX esta papelería se traslada a la calle 5 de febrero, esquina con la calle de Constitución, frente a la emblemática Plaza de Armas, no fue mucha la distancia de su traslado, pues siguió estando en las principales calles del centro histórico.

El lugar donde actualmente se encuentra la papelería es muy interesante ya que tiene una amplia historia. Desde la época de fundación este solar estuvo destinado como propiedad del rey, aquí se construyeron las casas reales y un siglo después en este solar se construyó el parían de la ciudad que empezó a funcionar desde el año de 1791.

Para principios del siglo XX esta casa pertenecía a Gregorio de la Parra y después le fue heredada a José María de la Parra quien en el año de 1907 se la vendió a Juan Fernando Flores y ya para los años 60s instalan en esta esquina la papelería Saracho. Lamentablemente hoy en día no abarca toda la esquina como anteriormente estaba, ya que hoy solo se ubica en una fracción de esta casa, frente a la plaza de armas.

Las características de esta casa que alberga la papelería es que tiene un ornamento que consiste en un gran balcón corrido, con herrería, sostenido por ménsulas de cantería, otras ménsulas más estilizadas que le dan forma a las cuatro ventanas del segundo cuerpo.

En algunas décadas en esta papelería se vendían cámaras fotográficas y se revelaban fotografías, una actividad que muchas personas recuerdan, pues grandes cantidades de fotos se revelaban diariamente, era uno de los únicos lugares en Durango donde se hacia esta actividad del rebelado.

En este lugar no solo se encontraban materiales de papelería, sino también instrumentos escolares como sillas, bancos, pizarrones entre muchos otros, y hoy en día sigue siendo una de las papelerías más surtidas de Durango, donde la amabilidad y el servicio que ofrecen son excelentes.

Hoy, este comercio luce reluciente 100 años después que abrió sus puertas, es la papelería más antigua que hasta la fecha persiste, cabe recalcar que no fue la primera en la ciudad de Durango, pero si la más antigua que hasta hoy en día sigue en servicio.

Quien está al frente de ella hoy en día es la señora Tere Saracho quien gracias a su trabajo la papelería sigue existiendo hoy en día. En hora buena por este centenario de servicio, larga vida a esta papelería, que siga vigente en la ciudad, pues muchos duranguenses le tenemos un cariño muy grande a este lugar.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios