Durango en el tiempo | San Jorge bendito

Oscar Luna G.

Un ramo de flores, una velita o algún tipo de ofrenda a los pies de San Jorge cada 23 de abril, es una tradición católica que celebramos en esta ciudad con mucho orgullo, pues es el día en el que la iglesia celebra al santo patrono de esta ciudad, es la ocasión en que los duranguenses asisten para pedirle con mucha fe los proteja con su cordón bendito de todos los animalitos para que no les piquen.

Muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de asistir en devoción a esta celebración, pero alguna vez nos hemos preguntado, ¿desde cuándo se celebra o cuál es su origen? En este artículo me gustaría contarte acerca de este tema tan interesante que tenemos, una festividad que nos ha dado una gran identidad a todos los duranguenses.

En la ciudad de Durango se han tenido distintos patronos, según las circunstancias por las que pasaban los habitantes. Se tiene registro que la Virgen de Uribarri o Asunción, traída por el fundador Francisco de Ibarra fungió como primer patrono de la ciudad.

Posterior a ella se juraron distintos santos, como: la Virgen de la Inmaculada Concepción, San Francisco Javier, Santa Bárbara, Santa Petronila, la Virgen de los Remedios, San Jorge, la Virgen de Loreto y la Virgen de Guadalupe.

Como ya hemos mencionado en artículos pasados, Durango se ha caracterizado desde siglos pasados por ser un lugar de abundantes alacranes, esto le ha dado origen al nombre en el que coloquialmente se conoce nuestro Estado, como una tierra de alacranes, pero el tener estos arácnidos en grandes cantidades también generó una diversidad de problemas en nuestro Durango antiguo.

Basta con leer los libros de entierros de los siglos pasados de cualquier iglesia de nuestra ciudad para observar el gran índice de mortandad que se tenía por la picadura de alacrán, la mayor parte de las víctimas eran párvulos (infantes), pero nadie estaba exento, pues la picadura de este no distinguía, estatus económico, edad o sexo.

Esta situación generaba una gran preocupación entre la sociedad, pues no existía medicamento ni remedio para erradicar esta situación, por lo que diariamente estaban expuestos al peligro de una picadura, porque este arácnido aparecía en cualquier lado.

Para inicios del año de 1749 el obispo de Durango, Pedro Anselmo Sánchez de Tagle, propone ante el cabildo eclesiástico la jura de un nuevo patrono para esta ciudad, por lo que propone a San Jorge un mártir soldado palestino del siglo III. El trámite ante el cabildo no fue largo, pues ellos aceptaron de manera unánime ante la esperanza que tenían de que esta mortandad se erradicara.

De esta manera con una gran celebración acompañada de música, adornos y fuegos pirotécnicos se realiza la jura oficial de San Jorge como patrono de esta ciudad, un 23 de abril de 1749, dicha celebración es muy interesante porque hasta la actualidad sigue vigente, después de 272 años que fue jurado patrono San Jorge, año con año sigue la devoción.

Se mandó traer desde México la figura de este santo para ser expuesta en la Catedral, una figura muy interesante y bonita, que el historiador Alonso Barrios un gran estudioso y exponente de este tema, comenta que la imagen muestra a San Jorge con un aspecto de niño y el caballo con aspecto de pony esto por el motivo del patronazgo que se realiza principalmente para la devoción de los niños.

Para el año de 1929 los grandes doctores de Carlos León e Isauro Venzor crearon el suero antialacránico, logrando erradicar en gran porcentaje la mortandad por la picadura de alacrán, pero, aunque ya se tenía el antídoto, esto no fue motivo para que se perdiera la devoción hacia san Jorge, pues hasta la fecha lo seguimos venerando.

El día de ayer se tuvo la celebración de nuestro patrono de manera virtual, como el año pasado, esto con motivo de la situación que estamos atravesando de la pandemia de Covid-19, pero esperamos que el próximo año podamos tener esta celebración como en años pasados de manera presencial.

Definitivamente es muy interesante el conocer el origen y significado de esta celebración, espero la próxima vez que asistan a nuestra Catedral de Durango, visiten a San Jorge que se encuentra en un altar lateral y recuerden su jura en el año de 1749 por el obispo Sánchez de Tagle, pues ya son 272 años que San Jorge nos cuida a todos los duranguenses con su cordón bendito.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios