Edmundo Vargas muestra su otra faceta

Olga L. Ramírez

En entrevista telefónica el actor Edmundo Vargas platicó de su participación en la exitosa serie Historia de un Crimen “La Búsqueda”, en donde interpreta a Lalo, el camarógrafo de Carolina Tello (Regina Blandón).

La trama se basa en una niña que desaparece de su casa en una importante y acaudalada urbanización de la Ciudad de México. La búsqueda de la pequeña se complica cuando intervienen los intereses personales de los involucrados.

Basada en la historia de Paulette Gebara Farah, una niña mexicana de cuatro años con discapacidad (deficiencia motriz y trastorno de lenguaje), la cual captó la atención de los medios de comunicación el 22 de marzo de 2010 cuando al parecer desapareció de su casa y nueve días después, el 31 de marzo de 2020, fue hallada muerta dentro de su habitación, la conclusión fue que accidentalmente cayó de cabeza en un espacio al pie de su cama, donde murió asfixiada y permaneció sin ser notada por las personas que revisaron la estancia.

Vargas declaró que para preparar su personaje platicó con el hermano de una compañera, quien trabaja de camarógrafo cubriendo la nota roja, y él le explicó cómo se usa la cámara, además de hablarle de el enfoque y los encuadres.

El actor manifestó que ser parte de esta serie le dejó un gran aprendizaje. “Fue una gran satisfacción ser parte de una historia que refleja algo que sucedió en México hace 10 años, y que esperamos que al contarla y poder exhibirla, no se vuelva a repetir”.

Al preguntarle ¿qué opinas de la respuesta de la gente, siendo la más vista en Netflix y también la más criticada?, expuso “es normal, mientras se hable de la serie todo es positivo”, y añadió el dicho popular “en gustos se rompen géneros”.

Edmundo Vargas ha participado en exitosos proyectos televisivos, así como en cine y plataformas digitales. En Netflix participó en la primera temporada de la serie “Narcos: México”, “Las Buchonas” para Blim y “La Querida del Centauro” para Telemundo.

De sus proyectos en puerta indicó que justo cuando estaba por cerrar unos contratos, se pararon a causa del Covid-19, entonces hasta el momento no le han informado cuando se van a retomar.

“Ahorita tenemos que estar tranquilos, hacer caso a lo que nos dicen las autoridades, cuidarnos como sociedad para tratar de disminuir los contagios, y ya después vendrá el trabajo, pienso que todos vamos a regresar con más ímpetu, y con más ganas de seguir contando historias”, agregó.

El histrión comunicó que mientras pasa el aislamiento, empezó a pintar cuadros. “Me gusta mucho un cuadro que pinte, en donde Mafalda dice ´como siempre lo urgente, no le da tiempo a lo importante”.

Además medita con su esposa e hija. “Tratamos de disfrutar el confinamiento, haciendo ejercicio, meditando, cocinando, aprendiendo a tocar la guitarra; esto me ha servido para hacer una introspección, dándole importancia a lo que realmente vale la pena que es mi familia, mi hija, mi esposa, el hogar y no estar corriendo detrás de las cosas banales”.

Para finalizar Edmundo dijo “me quito el sombrero ante las amas de casa y la gente que se dedica al hogar, porque es un trabajo de tiempo completo, que exige mucho y que a veces no valoramos, pero quedándome en casa me doy cuenta que es una labor de 24×7”.

Puedes comentar con Facebook