El Encuadre | LA VIDA DE PI

Marco Antonio Olaguez Bayona

Aunque no suelo ser fan de los estrenos aclamados antes de verse en pantalla, con esta película tenía una corazonada. Ya el tratamiento que hizo el director del tema homosexual en “Brockenback Mountain” no dejó indiferente a nadie y a pesar de haberse estrellado con Hulk, la estética fílmica de este americano con origen japonés, prometía desde el comienzo.

Así fue. La película es magistral en efectos, en técnica cinematográfica, con algunos planos imborrables, pero sobre todo en fotografía (por cierto, a cargo de un hispano, como ya hiciera en el western citado). La estética, digo, es fabulosa, y te atrae desde la presentación del zoo del protagonista, los colores, la nitidez, la luz ambiente es un protagonista más del film.

Narrativamente también es un prodigio en mi opinión… con el primer plano narrativo del protagonista adulto, se recrea una primera parte que aborda la infancia de Pi que a mí me recuerda al estilo narrativo de Amélie Poulain.

Toques de humor, primeros planos, y giros casi increíbles hacen cómplice al espectador del niño. La segunda parte cuenta el naufragio y el viaje de supervivencia de Pi, para terminar con la vuelta al narrador actual, un Pi adulto que da una vuelta de tuerca a su propia historia, dejando anonadado al espectador. Que disfruten la película.

Puedes comentar con Facebook