El Espacio Aéreo | “El Pozo Brillante” de VICENTICO

Texto: Ricardo Ramos Navarro / periodicovictoria@fuerzaerea.com

Twitter: @fuerzaerea / Instagram: @fuerzaerearadio / Facebook & Spotify: Fuerza Aérea Radio

Hablar de Gabriel Julio Fernández Capello, mejor conocido como VICENTICO, es hablar de una de las voces más icónicas del rock cantado en español. Con una extensa y fructífera trayectoria como vocalista de Los Fabulosos Cadillacs, una de las bandas más importantes de Latinoamérica, el argentino ha labrado de igual forma una sólida carrera en solitario cuyo mayor éxito es precisamente esa distinción y diferenciación entre ser “la voz de los Cadillacs” para lograr que el público se identifique con la voz de VICENTICO.

En mayo de este año, el argentino lanzó su séptima producción de estudio titulada “El Pozo Brillante”, un disco que grabó previo a la pandemia durante 2018 entre Nueva York y Buenos Aires, y cuya producción corrió a cargo de él mismo en mancuerna con Héctor Castillo. El álbum contiene once tracks en los que se perciben la plenitud de un artista consolidado como lo es VICENTICO, pero con esa incesante inquietud de explorar y de “jugar” con sonidos para no caer en lugares comunes.

En ese sentido, en una reciente entrevista que dio a Rolling Stone México comentó: “Con respecto a este disco, hay canciones que son grabadas en una toma y esa usamos, otras que grabamos durante meses y meses e íbamos agregándole detalles. Está toda la paleta ahí, lo importante es que cada canción tenga personalidad y carácter propio, que se diferencie de esa otra canción, que sean planetas diferentes pero que formen parte del mismo universo”.

El disco abre con un toque desfachatado “big band” latino con el tema “Freak”, que luego se une a la introspectiva y melancólica “No tengo”, único cover del álbum que es la versión en español de “Ain’t Got No” que popularizó Nina Simone en los 70; de ahí se escuchan “Quién sabe”, con una caja de ritmos y sonoridades con reminiscencias árabes, “Cuando salga”, cuya nostalgia pareciera ser el reflejo natural del encierro general que ha provocado la pandemia, aunque en realidad esta canción fue concebida previamente a toda esta situación mundial.

Luego viene el exquisito sonido latino de “Tengo miedo”, la retadora “Rima”, la luminosidad de “Ahora 1”, que sin lugar a dudas llega como clímax del disco, y que enseguida vuelve a sonar en una versión más tranquila como “Ahora 2”, para luego dar pie a la cadenciosa “Solo para mí”, y “Chau Estrella” en la que los metales siguen teniendo un peso muy importante en toda la base rítmica, hasta llegar al final de esta “travesía sonora” con la calma y quietud melódica de “El Plan (La Reina del Miedo)”.

“El Pozo Brillante” llega como ese pequeño “universo” de canciones plasmadas en una muy buena producción, muy cuidada en todos los detalles sonoros, y que viene a reconfirmar que VICENTICO es desde hace tiempo una de las figuras más sobresalientes de la música alternativa de Latinoamérica. Con ese tono de voz inconfundible, muy único, muy particular, y esa gran presencia y personalidad sobre el escenario, con esa mirada profunda y retadora, Gabriel Fernández VICENTICO es ejemplo notable de consagración y evolución constante.   Cambio y Fuera.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios