¡ESTO ES DURANGO! | 73 años de la tradicional nieve de San Agustín “Don Fermín”

Por Alex Pérez

Lic. en Educación musical, Director musical y Promotor cultural.

Hola amigos mi nombre es Alejandro Pérez González, gracias por dar lectura y brindarnos de su tiempo para conocer más sobre nuestro bello Durango, con una bella historia que a continuación doy lectura:

De limón, vainilla, fresa, con miel, en cono, vaso, plato o por medio litro o por litro, como usted decida, la tradicional nieve de garrafa de San Agustín “Don Fermín” ha logrado ser un referente histórico para cientos de generaciones en nuestra ciudad capital por 73 años.

Fue el señor Fermín Robles Parra quien en el año 1948 inició con esta emblemática carreta ubicada en calle independencia y avenida 20 de noviembre. Padre de seis hijos varones, Don Fermín antes de comenzar en el mundo de la nieve fue minero en el Cerro del Mercado y posteriormente albañil, fue ahí donde tres amigos se reunieron para emprender lo que nunca imaginaron se convertiría en toda una tradición duranguense: Rafa, Fermín y Federico, siendo este último quien les enseñó el arte en la elaboración de la nieve de garrafa.

De los seis hermanos, solamente tres decidieron continuar con el legado de su señor padre, hoy y desde hace más de 20 años, cada uno de ellos se hace cargo de una semana completa del negocio, cambiando cada miércoles el turno de trabajo, ellos son: Ismael, José y José Inés Robles Aragón.

En palabras del señor José Inés comenta lo siguiente: “La nieve de garrafa de San Agustín “Don Fermín” se prepara a diario, a las 8:00 am comenzamos las labores a media cuadra de aquí, ahí no vivimos, ahí solamente guardamos nuestros carritos y que a diferencia de mi papá, él hacia la nieve en su casa ubicada en la colonia maderera y todos los días la transportaba hasta acá. Antes teníamos una gran variedad de sabores: mango, piña, melón, guayaba, fresa, vainilla y limón. Actualmente solo sobreviven los tres últimos ya que son los sabores que más procura la gente, con el paso del tiempo fuimos eliminando los sabores que se nos iban quedando, pero para pedidos o eventos especiales le hacemos del sabor que la gente guste, siempre respetando la misma receta heredada hace 73 años por mi papá”.

Cuentan con cuatro triciclos, dos para instalarse en el lugar que ya los conocemos, donde es importante mencionar que están pintados, decorados y hechos de la misma manera y con sus llantas de metal, esto porque a decir de los hermanos Robles Aragón la gente ya los identifica con esa forma y color azul característico. De igual manera, cuentan con otros dos triciclos los cuales son utilizados solamente para eventos especiales y a diferencia de los primeros, son más grandes y con sus tradicionales llantas de madera.

Don Fermín falleció hace 23 años, su legado continúa en sus hijos y que a expresar de los hermanos Ismael, José y José Inés, sus hijos y nietos se están involucrando en esta bella historia, por lo que podemos estar seguros de que la tradición continuará minino 100 años más, una gran responsabilidad para los próximos herederos de este auténtico sabor duranguense.

No olviden que a partir de las 13:00 hrs y hasta las 19:30 hrs aproximadamente todos los días, usted podrá encontrarlos en esa histórica esquina que por 73 años ha visto llegar a miles de personas solicitando una suculenta y original nieve de garrafa de San Agustín “Don Fermín”. De igual manera no olvide que puede contratarlos para cualquier tipo de acontecimiento, ellos le darán ese toque especial ya sea como aperitivo o postre en su importante evento. Se los recomiendo.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios