Expareja de Marilyn Manson denuncia que le cortó el estómago para beber su sangre

Desde hace un par de meses el cantante Marilyn Manson, se ha enfrentado a una docena de acusaciones por parte de sus exparejas, en los últimos días se dio a conocer que a estas acusaciones se suma el de una de sus exnovias, quien llamó monstruo a Brian Hugh Warner.

Ashley Morgan Smithline, expresó a la revista People que el músico la violó en repetidas ocasiones, y abusó de ella tanto física como psicológicamente, durante los dos años que duró su relación.

La mujer de 36 años, recordó que los problemas comenzaron al poco tiempo de haberse mudado a vivir con él, afirmó que al vivir bajo el mismo techo sufrió abusos, al grado que la agresión física, ya no era suficiente para satisfacer a Hugh Warner, por lo que decidió violarla por primera vez mientras ella dormía.

Confesó que cuando despertó gritó fuertemente, y logró darse cuenta de que Manson la había atado de los brazos, mientras su pareja abusaba sexualmente de ella.

La víctima declaró que durante su relación, el cantante llegó a morderla, la azotó, la cortó con un cuchillo y le metió el puño en la boca mientras mantenían relaciones sexuales.

Señaló que la encerraba en el cuarto de las “chicas malas”, en donde le grabó sus iniciales en su muslo con un cuchillo adornado con una esvástica, símbolo que podría ser ofensivo para Ashley, ya que es judía.

La mujer señaló que los prácticas que cometía Manson con ella, le hacían pensar que era parte de una secta, ya que el hombre de 52 años la obligó a hacer un pacto de sangre.

Ashley destacó, “me cortó en el estómago y luego bebió mi sangra. Luego, me hizo beber la suya. Me lavó el cerebro. Temía por mi vida cada momento que estuco con él, pero más temía que se fuera a deshacer de mí y encontrara a alguien más. Y eso es realmente enfermizo”.

La joven no se considera como una víctima de Manson, sino como una sobreviviente que quiere que la gente conozca quién es realmente.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios