J-Hope, el headliner del último día del Lollapalooza

La estrella del K-Pop Jung Hoseok, mejor conocido como J-Hope, hizo historia el domingo como primer artista surcoreano en encabezar un gran festival de música en Estados Unidos, al cerrar el fin de semana anual de Lollapalooza en Chicago.

La estrella pareció brotar dramáticamente de una caja cuando se subió al escenario del Grant Park de Chicago y fue recibido por los gritos de un mar de seguidores.

El público rapeo y cantó las canciones del nuevo álbum en solitario de J-Hope titulado “Jack In The Box”, así como, clásicos de BTS, algunas de las canciones que formaron parte de la setlist fueron: Intro, MORE, Pandora’s Box, Cypher Pt 1, Equal Sign, Arson, Dynamite, Daydream, Ego y Hope World.

J-Hope también envió un mensaje especial para el público surcoreano, y se le unió la cantante Becky G para interpretar su colaboración “Chicken Noodle Soup”, lo cual fue una sorpresa para los miles de fans que se encontraban en el concierto, pues minutos antes Becky subió a sus redes una imagen donde mostraba cómo “disfrutaba” del show desde la comodidad de su casa.

Días antes del festival se lanzó un comunicado de la aplicación “Weverse”, donde se dio a conocer que se transmitiria de manera gratuita el festival, para que los fans fuera de EE.UU. pudieran presenciar el debut de J-Hope en solitario en los escenarios. A pesar de que la aplicación se cayó en diversas ocasiones, todos pudieron disfrutar del espectáculo.

“Estos artistas han recibido grandes dotes de comunicación. Su audiencia global habla diferentes idiomas pero posee una intensa pasión por su música”, dijo en junio el fundador de Lollapalooza, Perry Farrell.

La actuación de J-Hope en el escenario principal se produce más de un mes después de que los siete miembros de BTS anunciaran que se tomaban un descanso como grupo para centrarse en sus actividades en solitario.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios