La ex Miss Universo se despidió de “MasterChef Celebrity”

La noche del viernes trascendió la sexta entrega de “MasterChef Celebrity”. Las quince celebridades que aún se encuentran en la cocina más famosa de México, se enfrentaron a emocionantes retos elegidos por medio de refranes. La emisión abrió con emotivas “Mañanitas” que llevó Tony Balardi, a su compañera Aida Cuevas por su aniversario. Sonriente y portando un emblemático sombrero de charro, Balardi y los demás famosos felicitaron a la máxima exponente de la canción mexicana, en su cumpleaños.

Fue la ya conocida caja misteriosa la que recibió a los famosos, en ésta cada uno de ellos se encontró la fotografía de alguno de sus compañeros. En medio de sorpresa y curiosidad, los chefs indicaron que cada uno de los participantes tendría que hacer el mercado para el compañero que le tocó, con la intención de así abrir el primer reto. Algunas celebridades quisieron poner a prueba el talento culinario de sus compañeros, mientras que otras se mostraron accesibles y quisieron facilitarles el platillo a preparar. Al terminar de hacer el mercado, los famosos entendieron el significado del famoso refrán “Toma una cucharada de tu propio chocolate”.

El primer reto de la noche, consistió en que cada uno de los participantes cocinara con los elementos que ellos mismos habían elegido en el mercado. Así, algunos entraron en aprietos y otros disfrutaron la preparación, pero todos pusieron a prueba su sazón y tuvieron cuarenta y cinco minutos para cocinar. Al finalizar, los chefs llamaron al frente a los platos más prometedores: el “caldo Lola” que en medio de nostalgia presentó el actor Mauricio Islas, y con el cual recibió felicitaciones por sacar dicha preparación con pocos elementos.

Por su parte la “Choco” ofreció su “gazpacho chilango”, Paco Chacón su “Chatita mi novia” platillo que elaboró con carne seca. David Salomón nombró a su platillo “berenjena a la Choco”, Paty Navidad presentó su “dulce tentación” un pastel que preparó con los ingredientes que benevolentemente había elegido para su compañera Alicia Machado. Finalmente, Aida Cuevas fue llamada a exhibir su “crema de chayote con espinaca”. Todos ellos recibieron buenos comentarios, pero este primer reto sólo tendría un ganador, quien a deliberación de los expertos fue Aida Cuevas, y con ello se ganó el pase directo al balcón.

El segundo reto de esta entrega se basó en el popular refrán “Desayuna poco, come más, cena poco y vivirás”. Así, los platillos a preparar se dividieron en desayuno, comida y cena. Los participantes tuvieron la oportunidad de elegir a un compañero con quien quisieran trabajar, lo que desconocían era que en lugar de hacer equipo estaban eligiendo a su rival. De esta manera, las parejas para este reto quedaron conformadas de la siguiente manera: Mauricio Islas y Choco, David Salomón y Dalú, Laura Flores y Paty Navidad, Germán Montero y Stepahie Salas, Alicia Machado y Aristeo Cazares, y Tony Balardi y Paco Chacón. Aida Cuevas, por ser la ganadora del primer reto, fue la encargada de asignar qué comida prepararía cada par.

El primer duelo de desayuno (predominaron los huevos y la tortilla española), estuvo a cargo de Tony y Paco, en éste los chefs denominaron al árbitro ganador por lo que obtuvo su pase a balcón, mientras que el comediante recibió su mandil negro. El segundo duelo lo llevaron a cabo Laura Flores y Paty Navidad, y ante el error de la falta de cocción de una papa por parte de Laura, los chefs deciden que quien merecía subir a balcón era Paty. De esta manera Laura pasó al reto de eliminación, y con ello recibe por primera vez el mandil negro.

Para la preparación de la comida (destacó el lomo – carne de puerco), se enfrentaron tres duelos, los primeros en presentar el resultado fueron Stepahie y Germán; sin embargo, a ninguno de los dos le fue bien con su respectivo platillo, así que ambas celebridades pasaron al reto de eliminación. La segunda pareja que preparó comida fueron Alicia y Aristeo, en este duelo los chefs eligieron que quien subía a balcón era el atleta, mientras que la ex reina de belleza recibió por sexta ocasión mandil negro. El último duelo de la comida estuvo a cargo de Dalú y David Salomón, ambos recibieron excelentes cometarios y como consecuencia los dos subieron al balcón.

Las parejas que prepararon cena (optaron por gorditas y variantes de huevo), fueron la “Choco” y Mauricio, resultando ganador el actor por lo que la conductora pasó al reto de eliminación. Laura Zapata y Bebeshita también cocinaron cena, y gracias a un accidente culinario por parte de la primera actriz, quien subió al balcón fue la Bebeshita.  Así, Laura Zapata se convirtió en la última participante en ocupar un lugar en la línea de eliminación.

Las celebridades que participaron en el reto de eliminación fueron: Tony Balardi, la Choco, Stepahie Salas, German Montero, Laura Flores, Laura Zapata y Alicia Machado. Este reto también se llevó a cabo por medio de refranes, las celebridades eligieron al azar un sobre que contenía un famoso dicho popular, en el que estaba implícito el platillo a cocinar.

Los chefs dieron consejos a los cocineros para este gran reto, y al terminar los sesenta minutos para cocinar, los participantes presentaron sus platillos. Stephanie su “Torta Pinal” con la que recibió buenos comentarios por parte de los chefs. Tony Balardi presumió su “Guadalupe la Chinaca” con el que obtuvo reconocimiento de muy buen sabor, a pesar de tener un error de falta de sal. Laura Flores, nombró a sus albóndigas como “Mis cuatro amores”, mismas que fueron descritas por los chefs como bien ejecutadas a pesar de también errar en la falta de sal. Por su parte, Germán Montero presentó su ceviche de pescado “Arriba mi Sinaloa” con el que enamoró el paladar de los chefs, y se hizo acreedor de felicitaciones y excelentes comentarios.

Laura Zapata cocinó sus “Frijoles charros, charros, charros” que a palabras del chef Herrera -de charros no tenían nada-; sin embargo, fue un excelente platillo con el que la actriz recibió buenos comentarios. Choco presentó su caldo de gallina al que bautizó como “Caldito para echar pata”, pero no le fue nada bien ya que tuvo muchas deficiencias como la falta de proteína y el exceso de arroz. Fue Alicia Machado la última en dar a degustar el platillo que orgullosamente preparó en honor a su madre, “lengua a la venemex en tortilla de flor de calabaza”, lo que nunca notó fue que le faltó quitar la cutícula a la lengua y eso la hizo percibirse dura ante el gusto de los chefs.

Para los expertos, la falta de cocción de la lengua, así como el error de la cutícula son condiciones imperdonables y por esta razón deliberaron que Alicia Machado se convertía en la sexta eliminada de “MasterChef Celebrity”. Así, con un semblante lleno de nostalgia la ex Miss Universo entregó el mandil y se despidió de la cocina más famosa de México.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios