La “revancha” acústica de Liam Gallagher

Ricardo Ramos Navarro / periodicovictoria@fuerzaerea.com

Twitter: @fuerzaerea / Instagram: @fuerzaerearadio / Facebook & Spotify: Fuerza Aérea Radio

En 1996 en plena grabación del MTV Unplugged de OASIS, LIAM GALLAGHER tuvo quizá el mayor desencuentro público con su hermano Noel Gallagher, lo que provocó que este último tomara las riendas en la voz para ese show, dejando fuera al vocalista, quien estuvo solamente en un balcón del recinto observando, escuchando, bebiendo y fumando visiblemente molesto.

Casi 25 años después, y ya con una carrera en solitario, el siempre polémico LIAM GALLAGHER, tan querido por muchos, tan odiado por otros, grabó y lanzó su MTV Unplugged en el que combinó algunos de sus temas emblemáticos como solista, y por supuesto algunas canciones de OASIS.

El concierto se realizó y se grabó el 3 de agosto del año pasado, MTV lo estrenó al mes siguiente, pero el disco se lanzó en junio de este año en CD, vinil y digital. El showcase se llevó a cabo en el Hull City Hall en Kingston upon Hull, una ciudad porteña al noreste de Inglaterra, y además de su banda, LIAM se hizo acompañar de la Urban Soul Orchestra, integrada por 24 músicos que aportaron extraordinarios arreglos de cuerdas a las canciones. Dentro de la banda destacó la presencia del guitarrista Paul “Bonehead” Arthurs, quien fuera parte de la alineación de OASIS de 1991 a 1999.

El disco abre con “Wall of Glass”, que fuera en su momento el primer sencillo en solitario de LIAM, que muchos dicen trae mensaje directo para su hermano Noel, y que viene en su primer disco como solista titulado “As You Were”, lanzado en octubre de 2017. Después se escucha “Some Might Say” de la época de OASIS, y le siguen “Now That I’ve Found You” y “One of Us”, ambas extraídas del segundo y más reciente disco de estudio de LIAM, “Why Me? Why Not”, que estrenó en septiembre del año pasado.

De ahí viene un triplete de la era OASIS con la espléndida “Stand by Me”, “Sad Song”, y “Cast No Shadow”, todas de la autoría de Noel Gallagher; luego se regresa a su último disco de estudio con los temas “Once” y “Gone”, y cierra con otro gran clásico de OASIS, “Champagne Supernova”, que transmite una gran vibra que por un lado evoca nostalgia, y por otro da esa emoción que se siente al escuchar una buena canción en vivo, en acústico y con muy buenos arreglos de cuerdas.

Al final, el saldo queda en empate, con cinco rolas de OASIS, y cinco rolas de LIAM GALLAGHER, quien tras casi un cuarto de siglo pudo sacarse la espina de grabar un MTV Unplugged, y lo hizo muy a su manera, con muy buenos músicos de soporte, y conservando ese enorme ego que siempre ha mostrado a lo largo de su carrera tanto dentro como fuera de los escenarios. A final de cuentas, el disco es muy disfrutable, y desde luego muy recomendable.    Cambio y Fuera.

Puedes comentar con Facebook