Los Archivos del Escarabajo | Crónica de un concierto Tacvbo

Por: Geral Rosales

Más de siete años tuvieron que pasar para poder beber y absorber de nuevo los olores que Rubén, Joselo, Quique y Meme destilaron con sus instrumentos teniendo como escenario una gran olla, una gran olla eufórica y de presión que en cualquier momento estallaría justo cuando se apagaran las luces y comenzara la función.

Era octubre 5 del año 2014, (un día antes de mi cumpleaños) desde horas antes, la Plaza IV Centenario (Durango, México)  se empezó a llenar de feligreses cafeteros, el aroma denso que destilaba la tarde era de esos a olor a café como cuando muelen el grano justo para ser bebido, los aromas se conjuntaron, olía a Revueltas, a colores y sabores que los puestos cercanos ofrecían a los caminantes, pero más que eso olía… si olía a mucho café… a Café Tacvba.

Familias enteras con niños, señoras locochonas con playera rockeras, niños que pasaban las vallas como mera diversión para no aburrirse, el de los chicles, el de las semillas y hasta una que otro perro que no sabían por dónde salir entre tanta multitud y es que para el frío, para quitar la tensión el aburrimiento, la soledad y hasta la tristeza se necesita de un buen trago…de un buen Café.

YA LLEGÓ EL CAFÉ TACVBA

20:40 horas, el escenario oscurece, la gente eufórica anuncia la llegada del mejor Café de México exportado del Distrito Federal…”Los Tacvbos” saludan con la primeras notas de “Pájaros” extraída de su álbum “El objeto antes llamado disco”, luego sin pensarla echan fuego al calentón con “El baile y el salón” …Paparapapara eo eeeo,…Paparapapara eo eeeo Durango canta a una sola voz ,se dejan venir “El fin de la infancia” y “Chilanga banda” al más puro estilo mestizo y defeño cantadito como “Pepe el Toro es inocente”.

Luego viene el pegajosisimo éxito de avalancha “Como te extraño” de la autoría de Leo Dan  y llega el himno de los adoloridos, ese que pone a saltar y a gritar a más de tres…“Ingrata” el cual disipó toda duda de que en Durango también nos gusta lo fino, el Café Tacvba en envase original.

Novios besándose, amigos abrazados en un eufórico grito, playeras de Tacvba al por mayor, nerds que dejaron los libros por un momento y que se dejaron venir a escuchar la buena música y Rubén anunciando la canción “Las Flores”, tema incluido en su álbum “Re” que justo cumple 20 años de haber salido y haberlos lanzado al mercado internacional.

“Volver a Comenzar”, “Cero y Uno”, “Las Persianas”, “El púñal y el corazón” y “Esa noche” fueron los siguientes temas que “endulzaron” a los asistentes que para ese entonces estaba bien “cafeteados” pero “vivitos y coleando” porque no siempre se puede disfrutar de tan exquisita bebida, entonces era el momento de “dejarse caer”.. .. la rola “Déjate Caer” prendió sobre todo al final con una mezcla de pasos musicales que los cuatro músicos bailaron a ritmo de coreografía ochentera o noventera.

Cuando todo parecía terminar con la reunión porque se había acabado “El Café” y tras una pausa cautiva que despertó inquietud entre los asistentes alguien sacó un frasco nuevo de esos que se tiene de reserva y entonces los Tacvbos regresaron al escenario con rolas más llegadoras como “Eres”, “Aprovéchate “y “María”, (cafecito puro con piquete para cortarse las venas con un bolillo), a dos que tres se nos salen las de cocodrilo pues de algo o de alguien nos tuvimos que acordar.

“La Locomotora” y “Bar Tacuba” marcan el fin de tan chingón concierto (perdón pero es la palabra que lo define), todos mareados, todos cansados, pero felices de haber sido parte del comienzo de ese Festival Revueltas (2014) con tan agradable concierto, dicen los doctores que el exceso del Café es malo…la manga que, de este Café no hay todos los días… he dicho.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios