Los Archivos del Escarabajo | La noche en que “La Leona Dormida” despertó para no dormir jamás

Por: Geral Rosales

Luego de saber que estaría en Durango aquel 13 de mayo de 2017, ofreciendo un romántico concierto gratuito como regalo de día de las madres, los boletos para ver a Lupita D’Alessio se agotaron, sin duda era mucha la expectativa para ver a la “Leona Dormida” quien tenía muchos años de no pisar suelo duranguense y donde cuenta con muchos seguidores que por generaciones han seguido su carrera artística.

Desde muy temprano el recinto ferial se fue poblando de personas que en su mayoría fueron mujeres las cuales además de ser festejadas venían con la intención de cantar, de gritar, de recordar un viejo amor e identificarse con alguna de las letras de “La D’Alessio”,  esas melodías desgarradoras de desamor o donde la mujer sobresale por sus actitudes femeninas y que el hombre no se da cuenta, total que de un momento a otro La Velaría estaba a tope, con los elementos necesarios para pasar un momento inolvidable.

De pronto las luces se apagaron y “La Leona Dormida” despertó, como ágil felina saltó al escenario para ganarse los primeros aplausos, luego de una hora y media de espera, apareció con su característica gran sonrisa y luego de dar la bienvenida comenzó su show con la canción “Para mañana” mientras se escuchaba entre público el grito “Eres grande Lupita” y así continuar con su éxitos “Aquí estoy yo’” y “Tiempo de rosas”.

Aunque con muy poca interacción con el público, Lupita se mostró siempre emocionada por regresar a la Perla del Guadiana luego de casi 20 años, entonces vino uno de sus grandes éxitos “’Ni guerra ni paz’” el cual fue coreado a lo máximo, mientras la noche prometía más emociones, de su fina garganta se escuchó “Es un peligro”, “No preguntes con quien” y su casi himno “Leona Dormida” canción por la cual se ganó el mote.

Tocó turno a sus éxitos consagrados, esos que jamás pasaran de moda y que sin duda la gente estaba esperando como “Que ganas de no verte nunca más’”, canción que removió algún recuerdo en las y los presentes por el alarido grito que soltaron al escuchar sus notas que provocó ovaciones, grito que se prolongó con uno de los éxitos de Juan Gabriel, “Inocente pobre amiga’”.

“De parte de quien”, “Amor’ y “Ese hombre” fueron anti clímax del concierto para llegar hasta la cúspide de los sentimientos con temas como “Acaríciame” y después subir el alarido con la  clásica “Mudanzas” donde los asistentes sacaron sus sentimientos y resentimientos todos convirtiéndose en una de las más coreadas y aplaudidas de la noche junto con “Mentiras” esta última que dio título a la película protagonizada por Lupita junto a Juan Ferrara.

El adiós llegó con “Te estás pasando”, mientras el público duranguense la despedida entre gritos y aplausos con la seguridad de que esa noche al menos en Durango “La Leona Dormida”  estuvo más despierta que nunca y con muchas ganas de seguir deleitando a su público con su extraordinaria e inigualable voz.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios