Mosaico cultural | San Jorge: Contra miedo y mal

Por Juan Carlos Gutiérrez

Una de las figuras más emblemáticas del gremio católico y otras religiones como el Islam (al-Hadr o al-jidr) es aquel soldado mártir montado en su caballo y con lanza en mano abatiendo toda representación de lo maligno, de esa asechanza que el “mundo” tiene en contra la especie. Georgius de Capadocia ha sido una leyenda ejemplar en la confrontación del miedo sin importar la dificultad que se tenga( símbolo de valor y confianza). En muchos lugares del orbe se venera a este santo soldado romano que presume de costumbres tan variopintas como bien recibidas tanto en Inglaterra (con la misma relevancia que la “Navidad”), siendo nombrado por el monarca Eduardo III como patrono de todo el Reino Unido. En Aragón fue señal de entrega  para los ejércitos que combatieron a los musulmanes consiguiendo la victoria. Este sacrificado santo carga con su presencia las virtudes teologales significando Fe, Esperanza y Caridad.

San Jorge es polémico en cuanto a su significado en casi toda Europa donde existen historias endémicas por casi todos los países; responde a sincretismos que fueron necesarios para la comprensión espiritual del personaje; advocaciones al Arcángel Miguel (judeo-cristiano) y todo elemento que evite el miedo y el mal. En el reino franco-merovingio (primeros reyes regionales con linaje de Jesucristo y María Magdalena) ya se concebía desde el siglo VI a San Jorge y sería en la época de las cruzadas donde se convertiría en salvaguarda de los templarios, teutónicos y demás órdenes religiosas militares.

Es por la imagen antigua del dragón que se representa al mal atravesado por el arma de este santo tan peculiar, que además adquiere  diferentes crónicas de su leyenda donde permite que un pueblo, ( actual Beirut del cual es patrono) sea abastecido de agua ante la amenaza de éste monstruo que había hecho nido en el “ojo” del mismo de aquella comunidad. Con base a una hermeneusis (interpretación) antigua mítica el creyente sería Jorge, la iglesia el caballo blanco y el dragón o serpiente lo demoníaco, la tentación o aquello que está alejado de la idea de Dios en el culto cristiano y derivados.

Es en la ciudad de Durango, Dgo., México donde este personaje también cubre con su “manto protector” contra el daño que provoca el alacrán, que fue considerado diabólico por los lugareños y que por muchos años causó enfermedad y muerte a la población. Es el 23 de Abril de cada año cuando se celebra al “vigía” de la entidad, siendo los niños signos de fuerza y pureza ante la jaculatoria que habrá de decirse con Fe  y flores en la mano como ofrenda diciendo: ” San Jorge bendito, amarra a tu animalito con tu cordón bendito para que no nos pique a mí y mis hermanitos”.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios