Patricia Malagón expone “Emesis de las emociones reprimidas”

Compuesta por 11 obras materializadas con la técnica milenaria del encausto. La exposición individual “Emesis de las emociones reprimidas” de la artista plástica Patricia Malagón, representa para el público una experiencia impactante no solo por sus vibrantes colores, sino también por expresar a través de la pintura sentimientos que guardamos en lo más profundo, como pueden ser los miedos y las marcas de relaciones interpersonales que nos moldean a lo largo de la vida.

La muestra, la primera de carácter individual de la estudiante del 8º semestre de la Escuela de Pintura, Escultura y Artesanías (EPEA) de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED). Puede apreciarse en la Sala Emergente “Fernando Mijares” del Museo de Historia y Arte Contemporáneo Palacio de los Gurza, que dirige César Ulises Bernal, misma que permanecerá hasta el 18 de abril del 2022.

Previo al protocolo de corte del listón inaugural. César Bernal felicitó a Malagón por cristalizar una exposición completa de pinturas con la técnica del encausto que data de hace más de 2000 años, la que –precisó- no es nada fácil de usar por la “alquimia” que exige al artista.

Encáustica o pintura de encausto, proviene del griego y significa grabar a fuego. Su característica más destacada es el uso de cera de abeja como aglutinante de los pigmentos empleados para generar la gama de colores. Que además, incluye el uso de barnices, resinas y diluyentes, a los que se aplica calor.

“En Emesis de las emociones reprimidas, Patricia Malagón explora el uso de la técnica con una temática psicológica y de relaciones interpersonales, sobre todo las del niño y la figura de la madre”, abundó.

La autora de las obras, por su parte, compartió que lograr la colección que expone le significó todo un reto, pero al mismo tiempo se sintió liberada por lo impredecible del resultado que se obtiene en matices, luego de aplicar fuego a los materiales.

“El resultado son colores vivos y brillantes, lo cual refleja mucho de la esencia de lo que soy”, expresó Malagón al abundar que la temática que aborda en la muestra es sin duda una introspección que le permitió revelar situaciones y sentimientos que a lo largo de su vida no había permito mostrar y/o expresar con palabras, algunos de éstos –incluso- aún sin resolver.

“El arte es un medio de comunicación, que además nos permite expresar situaciones que de ninguna otra forma sería posible revelar”, subrayó.

También intervino con un mensaje la maestra de la EPEA Cristina Sandor, reconocida artista rumana, quien se sumó al reconocimiento previo del director del Museo, por la planeación y dedicación de su estudiante. Lo que resultó en una colección tan completa y bien ejecutada presentada bajo el título “Emesis de las emociones reprimidas”, en la que se pueden encontrar obras como “Frustración desgarradora”, “Arrullo infecundo” y “No se lo digas a nadie”, prometiendo en cada ejemplar reviver, a quien lo vea, sensaciones que guardaban en lo más profundo de la memoria.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios