Recordarán al Profr. Miguel Ángel Oloño Rivas

Por Olga L. Ramírez

El Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED) y el Centro Estatal del Conocimiento y las Artes (CECOART) organizan varios eventos que se estarán programando en distintas locaciones, como parte de la conmemoración del “Día Internacional de la Danza”.

Entre las actividades se encuentran: El 29 de abril la Develación de placa y presentación de La Revuelta Laboratorio Escénico en la Casa de la Cultura de Durango a las 12:00 horas; el mismo día la presentación del Ensamble de Danza Clásica a cargo del Centro de Danza Clásica de Durango y el Taller de Ballet del CECOART en el Museo Francisco Villa a las 18:00 horas y para cerrar el día con broche de oro la Escuela de la Música Mexicana presentará “Yo soy de Durango palabra de honor” en el Teatro Victoria en punto de las 19:00 horas. Mientras que el 30 de abril en el Teatro Victoria se ofrecerá una “Presentación de Flamenco” a las 19:00 horas.

Cabe mencionar que en todos los espacios se cuenta con las medidas sanitarias pertinentes, se le solicita al público asistente su amable colaboración respetando las medias de control en el ingreso, así como el portar su cubrebocas.

TRAYECTORIA

Miguel Ángel Oloño Rivas nació en Canatlán, Durango un 26 de junio de 1925, creció en una familia de seis hermanos, inició sus estudios en su lugar de nacimiento y prosigo en el Instituto Juárez de la capital Duranguense, culminó su formación académica como maestro docente pero siempre con la meta y la convicción de materializar su pasión por el arte. Desde muy joven su sueño era estudiar en la Capital del País, ya que se había dado cuenta que en el Instituto Nacional de Bellas Artes podía llegar a ocupar un lugar para su preparación.

A los 22 años y con una beca otorgada por el entonces gobernador de Durango, José Ramón Valdés, se traslada a la Capital donde ingresa al INBA y en el ambiente artístico tiene oportunidad de relacionarse con gente de la danza y el teatro, siendo compañero y amigo de Silvia Pinal y Ernesto Alonso, por citar algunos, mismos que le ofrecen oportunidad de colaborar, sin embargo, decide regresar a su estado natal a compartir su arte.

Motivado por su deseo de contribuir al crecimiento de la cultura en el estado de Durango, inaugura en el año de 1960 su academia de ballet clásico; a la vez ingresa a trabajar en el Instituto Mexicano del Seguro Social impartiendo además de danza clásica y folklórica, otra de sus pasiones, la actuación.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios