Roberto Macías, un artista duranguense reconocido

Por Olga L. Ramírez

Roberto Macías es un artista duranguense reconocido por la alfarería, la escultura, la música, la pintura e importantes obras que han embellecido Durango, además de conseguir un reconocimiento a nivel internacional por sus obras y dedicación al arte.

Hoy en el Día del Artesano el Periódico Victoria le realizó una merecida entrevista, en la cual recordó desde sus inicios.

“Yo empiezo con mis trabajos desde muy niño, en la escuela primaria con los gises, en los lápices de madera realizaba pequeñas figuritas con navaja, siempre tuve esa inquietud por transformar los materiales”.

“En mí adolescencia empecé hacer algunos trabajos en ramas de madera, algunas en yeso, y algunos maestros que les gustó lo que yo estaba haciendo, me recomendaron y me comenzaron a comprar mis piezas y con eso dinero me ayudaba con lo que necesitaba”.

Al hablar de su preparación Macías comentó que siempre fue autodidacta.

“Sí tuve la experiencia cuando salí de bachillerato de ver dónde estudiaba, pero no me llamó la atención ninguna de las escuelas, entonces continué de manera independiente, preparándome de forma autodidacta en la madera, en las láminas de metal, en el barro, en diferentes materiales”.

El artista manifestó que su pasión por la creación de máscaras surgió cuando un maestro de Michoacán le pidió realizar algunas para un montaje que presentaría en Durango, después comenzó a producir piezas originales y únicas que contenían detalles de diferentes culturas del mundo, ya que comenzó a investigar de las etnias de América.

Determinó que su trabajo ha recorrido lugares como Puerto Vallarta, San Miguel de Allende, Tijuana, Monterrey, en Europa han existido personas interesadas, ha estado en colecciones importantes, además algunas han sido regalos para embajadores, gobernadores, presidentes de España e Inglaterra.

El entrevistado destacó que cada una de sus pieza siempre va acompañada con un certificado de autenticidad en inglés y en español, que dice que es una pieza única y exclusiva realizada en Durango, México.

Sobre sus piezas monumentales que se encuentran en el Parque Guadiana, en el Paseo de las Moreras y la llamada Plaza de los Tres Durangos, recordó “van a cumplir 20 años, es un proyecto de esculturas en árboles muertos, comenzamos con una pieza y terminamos haciendo cinco, fueron las primeras esculturas en madera que se hicieron en Durango en troncos muertos”.

“Se creó “La Muchacha Maíz” que viene de un mito Tepehuano; “La Dama de las Aves”; de ahí existe la oportunidad de producir una pieza para un festival de otoño, es la pieza más grande es en un tronco de 10 metros, es un hombre que está dando un giro como haciendo una danza de otoño, de ahí surge el nombre; luego fue “La Dama del Agua”; y de un tronco gigante de eucalipto lo intervine para transformarlo en “La Dama Luna” una pieza de ocho metros, esas piezas son las que más me han gustado, lo que estas piezas provocaron fue que otros artistas fueran influenciados con mi estilo, nombrándolo con  una corriente llamada Macías, además de que estas obras ya forman parte de nuestro Patrimonio Cultural, aunque lástima que desde hace 20 años que las hice, se encuentren abandonadas, sin ningún tipo de mantenimiento, siendo hasta un peligro, ya que de continuar así podrían caerse y ocasionar la muerte de alguna persona que pase en el momento”.

Para terminar Roberto Macías dijo “es un oficio de vida, yo encantado de la vida de transformar la materia prima en objetos estéticos para ofrecerlos a la gente que esté interesada, me ha tocado ser bailarín, músico, participar en trabajos de teatro, como escultor y artesano, es decir soy considerado un artista multidisciplinario, seguimos en esto, porque no se acaba nunca, ni el aprendizaje, ni el estar haciendo aportes en la cultura de Durango y México”.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios