Rose Romero, una mujer auténtica y segura

Por Olga L. Ramírez

En entrevista la modelo cubana Rose Romero manifestó “la sensualidad femenina más que un atributo, es un sello que habla de ti y por ti; no debe ser callada o disimulada”.

Ha destacado en su carrera por trabajar con artistas como el rapero de Bollywood Badshah y Daddy Yankee.

Además de haber sido conejita PlayBoy. Actualmente, su carrera se encuentra enfocada en las redes sociales desde donde busca mostrarse como una mujer auténtica, segura y así ser ejemplo para más mujeres en el mundo.

Roseli Romero Delgado nació en La Habana, Cuba. A los 12 años tuvo su primera oportunidad en el mundo del modelaje, puesto que tenía la altura y la complexión idónea para participar con un diseñador cubano.

“Aunque inició como un pasatiempo, poco a poco descubrí que era un ambiente en el que me sentía cómoda y que me retaba a ser mejor cada días, así que decidí entrar de lleno en el modelaje”, declaró.

Para Rose, cada proyecto le permite ser una persona diferente puesto que se adecua a las necesidades de lo que se pide realizar.

“Me expresé a través de mi imagen. Cada campaña, foto y pasarela me permiten autenticidad y eso me encanta”, detalló.

Su profesionalismo y dedicación le permitieron tocar puertas en la famosa revista “PlayBoy” donde llegó por medio de un casting online, logrando ser parte de PlayBoy USA, Playboy Spain, así como la realización de más de 20 videos musicales con artistas de talla internacional como el rapero de Bollywood Badshah.

“Mi crossover como modelo en los Estados Unidos, entrar por la puerta ancha donde tanto talento ha regalado su arte” sostuvo.

Rose tiene claro que la sensualidad femenina no debe ocultarse pues es una cualidad de todas las mujeres que la sociedad debe respetar.

Actualmente cuenta con 15 años de carrera, los cuales busca compartir a través de sus redes sociales, ya que son la nueva forma de relacionarse y mostrar sus capacidades y talentos.

Además está próxima a incursionar en la pantalla chica por medio de la actuación y la conducción.

“Más que una carrera, quiero ser un ejemplo de vida para las mujeres. Mostrar lo grandes que somos, enseñarles que debemos romper con los miedos y con los estereotipos que tanto daño nos han hecho y que no nos dejan ser libres. Somos guerreras y somos sensualidad”, concluyó.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios