“Un Anticuario, Una Devoción” en el Palacio del Conde del Valle de Súchil

Por Olga L. Ramírez

El Banco de México a través de Fomento Cultural Citibanamex inauguró la exposición “Un Anticuario, Una Devoción”, conformada por una colección de Rodrigo Rivero Lake. 

El Banco Nacional de México, a través de Fomento Cultural Citibanamex, A.C. presenta una muestra que conjuga la visión de un anticuario y la devoción guadalupana. En ella, el público visitante podrá apreciar un grupo de destacadas obras pictóricas y escultóricas de la Virgen de Guadalupe que permiten ver las diferentes maneras y formas en que el milagro guadalupano fue plasmado. Así Un anticuario, una devoción, título de esta muestra, nos acerca desde la óptica del coleccionismo al culto mariano. 

Una colección como esta surge, pues, del afán que al coleccionador le merece la obra para su goce y conservación. El gusto particular de Rodrigo Rivero Lake se comparte con una colectividad por ser la Virgen de Guadalupe cohesionador de una fe y de un nacionalismo.

En esencia, el interés de coleccionar le da un lugar especial a ese objeto separado, seleccionado de un grupo más grande. Y sin lugar a duda la atracción hacia la guadalupana es consciente y se busca. Heredero de una larga tradición de anticuarios, Rivero Lake ha sido un continuador infatigable de la promoción y difusión del arte mexicano. Con esta selección de sus obras guadalupanas podemos apreciar las diversas aristas de su vocación y pasión de ser anticuario, su sensibilidad y talento para seleccionar con tino las obras de arte que poseen valores estéticos, más allá del valor que le da la historia y el tiempo, y en esta ocasión con un valor devocional latente. 

De tal suerte, en esta muestra el visitante apreciará un notable conjunto de obras conformada desde el conocimiento del arte, la sensibilidad, gusto y por supuesto de la devoción que el coleccionista profesa por la guadalupana. 

El culto a la Virgen de Guadalupe en México se remonta al siglo XVI; pero no será sino hasta mediados del siglo XVII con la aparición de la obra del Bachiller Miguel Sánchez, Imagen de la Virgen María Madre de Dios de Guadalupe que la devoción se volcará y esparciera por toda la Nueva España. La mariofanía del Tepeyac se construyó desde la devoción local de los novohispanos, apuntalada por el clero secular criollo y por la serie de milagros que comenzó a obrar en los momentos aciagos del virreinato. 

La “estrella del norte”, como se refirió a la Virgen el jesuita Francisco de Florencia, pronto se convirtió en una imagen requerida y deseada por los novohispanos. Por lo cual se comenzaron a realizar innumerables “copias” del ayate de Juan Diego. Desde los más renombrados pinceles virreinales hasta los anónimos pintores, se vieron atraídos por la imagen de la Virgen; amén de ello es que se cuenta con numerosas representaciones de la guadalupana: ya fuere en solitario, con la escena del cerrito y su santuario, con las cuatro apariciones en los ángulos de lienzo, adornada con guirnaldas de flores o con iconografías americanistas o de Regio Patronato. También se realizaron delicadas tallas estofadas y policromadas de la Virgen de Guadalupe para colocarse en lugares estelares dentro de retablos, nichos o altares devocionales en los hogares novohispanos, tradición que ha llegado hasta nuestros días. 

Todas estas variantes pictóricas y escultóricas se podrán apreciar en esta muestra, la cual se organiza para que el visitante pueda mirar cómo, andando el tiempo, la veneración por la imagen permeará en todos los estratos sociales del virreinato; cohesionará a una sociedad en aras de su independencia, atravesará los turbios años de persecución religiosa y de la revolución, para consolidarse como “Patrona y Reina de las Américas”. Así, esta colección, conformada desde la devoción, se da a conocer a un público más amplio y para goce de los visitantes.

La muestra estará expuesta en la Casa Cultural Citibanamex Palacio del Conde del Valle de Súchil hasta abril del 2023. Los horarios son de martes a sábado de 10 de la mañana a 6 de la tarde, los domingos de las 10 de la mañana a las 2 de la tarde. La entrada es gratuita y los recorridos guiados son a las 11:00, 13:00 y 16:00 horas.

Puedes comentar con Facebook
Total
6
Shares
Related Posts