Una arqueología musical-política-cultural, Rompan Todo

Raquel Carreón Lugo

Para todos aquellos que tienen un poco de duda que el rock es cultura, es casi una obligación que vean la miniserie documental de Netflix, Rompan Todo, en donde se engloba una arqueología musical, política y cultural de América Latina.

El saber que es lo que pasa y sucedió con la política e historia de cada uno de las naciones, sobre todo en México, Argentina y Colombia, el porqué los países sudamericanos estuvieron en una guerrilla constante y dictaduras que marcaron la economía y sociedad actual.

Mientras tanto, en México el saber ese fervor del porqué el rock tomó auge en épocas tan críticas como la matanza de Tlatelolco, el mandato de Carlos Salinas de Gortari, el EZLN, nos hace reflexionar que realmente el rock es estudio y no sola una bola de desubicados que lo único que quieren es fumarse un churro de marihuana o tomar hasta vomitar, es solo un adjetivo de personas que no están inmiscuidos en el rubro rockero.

Pero porque Rompan Todo se ha convertido en el tema de actualidad, las críticas van a existir, tanto las negativas como las destructivas, yo mejor prefiero enfocarme en toda la investigación que viene detrás de esa serie documental, ya que se pueden observar imágenes inéditas y sobre todo esa recopilación de varios países en el ámbito musical y político, desde el nacimiento del rock and roll y como se fue inmiscuyendo en el castellano.

Fabulosos Cadillacs, Ilya Kuryaki and The Valderramas, Auténticos Decadentes, Babasónicos, Soda Estéreo, Andrés Calamaro, solo algunos de los tantas agrupaciones argentinas que se pueden observar y del cómo vivieron esa dictadura, los festivales a los que asistieron y del cómo empezaron a influenciar en otros países

También se pueden observar lo del rock and roll, incluso hasta sale Enrique Guzmán con los Teen Tops explicando la rebeldía en una sociedad totalmente conservadora (lo cual no ha cambiado mucho que digamos).

Pero adentrándonos a México, lo que me llama sumamente la atención es el cómo empezó ese descontento social y la censura de letras tan sencillas como Microbito de Fobia, donde el gobierno y las radiodifusoras la catalogaban con contenido sexual.

Además de la música sobre ruedas de la Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, donde su fusión fue demostrar esa mexicanidad, además de esas letras llenas de sentido guerrillero.

Vicentico, Rubén Albarrán, Julieta Venegas, Charly García y Fito Páez, salen a lo largo de seis capítulos, donde marcan una línea del porqué nos desintoxican nuestra alma y el porqué sentimos esa sensación en cada concierto.

Si el 2020 no nos trajo esos conciertos a los que no pudimos acudir, pero con esos seis capítulos nos pudimos deleitar un poco de todo ese breviario musical, pero a la vez esas ganas de leer acerca de historia política y entender el porqué seguimos repitiendo esos patrones de nuestros gobernantes en toda América Latina.

Otras de las agrupaciones que se pueden observar es Café Tacuba, Charly García, Molotov, El Tri Los Prisioneros, Tijuana No, Aterciopelado, Zoé, Amigos Invisibles, Jonny Laboriel, Juanes, Los Toreros Muertos, Neón, Instituto Mexicano del Sonido, Kinky, Botellita de Jérez, Los Tres, Control Machete, Nortec, además de todos los nombres de los grupos a los que pertenecieron varios de ellos.

Escribir acerca de Rompan Todo, se pueden llevar varios capítulos de De Rock y Cosas Triviales, ya que es algo tan extenso y lleno grandes personalidades que sería un libro entero, así que mejor recomiendo que inviertan unas horas de sus días y no se arrepentirán.

Hay muchas ausencias de grandes grupos y festivales, sin embargo el rock está plasmado la esencia, no cabe duda que el rock es cultura.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios