Una semana de cine germánico

Por Olga L. Ramírez

Del 17 al 22 de febrero en las instalaciones de CORE se llevará a cabo la 18 Semana de Cine Alemán, con dos funciones 18:00 y 20:30 horas, gracias al Patronato de la Industria Alemana para la Cultura A.C y Goethe Institut.

Son seis títulos los que conforman esta semana de cine germánico, el costo por función será de $25 o bien pueden adquirir su cinebono por $120. 

El lunes 17 de febrero se exhibirá “Gundermann”, la historia se basa en Gerhard Gundermann quien era operador de excavadora en las minas de lignito, espía del Servicio Secreto en la RDA, pero ante todo un talentoso cantautor con una base de aficionados tanto en la RDA como en la Alemania reunificada.

El director Andreas Dresen muestra la historia de este contradictorio personaje, creando una emotiva narración biográfica, una moderna película musical y regional para Alemania del Este y también para el país entero.

“Gundermann” es el relato de un hombre que es expulsado a patadas del partido político, que trabaja de operador de excavadora en las minas, se casa con su primer amor y la deja a cargo de mantener a la familia – todo para dedicarse a la música.

Una película que trata de la vida con todas sus contradicciones y deficiencias, de la muerte y la agonía, pero más que nada de la buena música.

“Gundermann” fue galardonada con el Premio Bávaro del Cine al mejor actor protagonista y adicionalmente ganó premios por mejor largometraje, mejor director, mejor guion, mejor diseño de producción y mejor vestuario en los Premios del Cine Alemán 2019.

El martes 18 de febrero se proyecta “Todo sobre mí” (Der Junge muss an die frische Luft), la trama se desarrolla con Hans-Peter “Hape” Kerkeling, quien es uno de los artistas más famosos y populares de Alemania y ha sido considerado durante mucho tiempo como un icono del mundo del espectáculo alemán.

“Todo sobre mí” está basado en la autobiografía de Hape Kerkeling de 2014. La película ofrece una visión alegre de la vida en Alemania Occidental en los años 70 y cuenta la conmovedora historia de la infancia de Kerkeling. El joven Hans-Peter pasa una infancia protegida con una familia cariñosa y desde niño sabe cómo hacer reír a sus parientes. Cada día ensaya nuevos interludios de espectáculos en la tienda de la esquina de su abuela, con los que quiere alegrar a su madre, que desde que fue operada, cada día está más triste y sufre una grave depresión. En particular el abuelo de Hans-Peter está preocupado de que su nieto pase tanto tiempo en casa con su madre enferma y está seguro: “Der Junge muss an die frische Luft”/”El chico tiene que respirar aire puro”, una frase que probablemente todos los niños criados en Alemania han escuchado de sus abuelos al menos una vez. Pero por muy estresante y a veces traumática que sea su infancia debido a la condición de su madre, su familia y su inconfundible humor ayudan a Hans-Peter a mantenerse valientemente fiel a su gran talento y a convertirse en uno de los comediantes más célebres de Alemania.

El miércoles 19 de febrero llegará “Nadar”(Schwimmen), historia que habla que a la edad de 15 años, las crisis familiares y los daños ocasionados por jóvenes de la misma edad pueden causar mucho dolor y convertirse en abismos.

Elisa, una chica muy tímida, es acosada e intimidada por sus compañeros. La única que parece poder ayudarle es Anthea, una joven muy segura de sí misma. Las jóvenes amigas comienzan a grabar su rutina diaria con sus celulares, pero lo que al comienzo es un simple juego, termina siendo una inquietante realidad. Elisa y Anthea comienzan a filmar a escondidas a todos los compañeros que agreden a Elisa para poder usar ese material en su contra, y así, darle vuelta a la situación. La víctima se convierte en agresora, e, incitada por Anthea, continúa este juego de venganza. Lo que empezó como una amistad para salvar a Elisa, poco a poco la lleva a ser más independiente, despiadada y autodestructiva.

El jueves 20 de febrero será mostrada la cinta “En los pasillos” en donde el espectador observará que después de que el tímido Christian pierde su empleo, comienza a trabajar en un mega-supermercado, en la provincia de Alemania del Este. Enmudecido, se sumerge en el universo desconocido de los pasillos largos, en el perpetuo orden del almacén y la mecánica del montacargas. Bruno, quien trabaja en la sección de bebidas, se hace cargo de él y le enseña trucos y mañas. Pronto se vuelve una especie de amigo paternal. En los pasillos del mega-supermercado, Christian conoce además a Marion. Ella trabaja en la dulcería y lo cautiva con su áspero carisma y sus coqueteos. Entonces, comienzan a conocerse más en sus idas a la máquina de café, pero Marion está casada, aunque su matrimonio no parece ser feliz. Cuando ella de un día a otro ya no aparece en el trabajo a Christian se le viene el mundo encima y comienza a caer otra vez en su antiguo y miserable modo de vida.

Franz Rogowski, quien interpreta a Christian, obtuvo por este papel el Premio del Cine Alemán, en la categoría de mejor protagónico masculino.

El viernes 21 de febrero será programado el largometraje “Atlas”, una historia que habla sobre Walter, de 60 años de edad, es un hombre de la mudanza que se encarga de desalojos forzosos. Ignora el dolor que le causa el duro trabajo, así como el sufrimiento de las personas cuya privacidad invade a diario.

Walter es siempre leal a su jefe Grone, a pesar de que éste ha llegado a un acuerdo dudoso con un clan familiar: compra casas baratas con el dinero del clan, forzando el desalojo de los inquilinos – haciendo uso de violencia, si hace falta – para luego venderlas de nuevo por un precio múltiple.

El único problema: uno de los inquilinos se niega a mudarse. Walter cree reconocer en el joven a su hijo Jan, a quien abandonó hace décadas y no ha vuelto a ver desde entonces. Sin revelar su identidad, Walter se acerca a Jan y a su familia con cautela. Pero poco a poco Walter se da cuenta de lo impredecibles que son los hombres con los que su jefe se ha metido y en qué peligro creciente se encuentra.

“Atlas” es el primer largometraje de Nawrath y ya en el año 2015 fue galardonado con el Premio Emder al Guión. La película ganó el premio de la Fondazione Sandretto Re Rebaudengo en la competencia internacional del Festival de Cine de Turín 2018 y Rainer Bock ganó el premio al mejor protagonista. “Atlas” también fue nominado para el Premio del Cine Alemán 2019 en las categorías mejor guion y mejor protagonista.

Para concluir con broche de oro el sábado 22 de febrero se expondrá “Amelie, corre”, película que se basa en la joven Amelie tiene asma y ya no aguanta más su enfermedad; está furiosa con todo el mundo, especialmente con sus padres y los médicos. Tras un grave ataque la envían a recuperarse en una clínica especial en Tirol del Sur.

Sin embargo, Amelie siente que la terapia es igualmente una tortura y huye a las montañas. Bart, un testarudo y compasivo joven del lugar, se une a ella. Mientras se inicia la búsqueda de la muchacha fugitiva, ella alcanza su meta con la ayuda de Bart: llegar a la cima de una montaña. Al descender se encuentran con una fogata mágica de San Juan que promete curar a la muchacha. O quizás es el primer y tímido enamoramiento lo que llena de nuevas fuerzas a la enferma, al menos mental y emocionalmente.

“Amelie corre” fue galardonada con numerosos premios, entre otros Premio de Cine Alemán como mejor película infantil y con el “Gorrión de Oro” en Erfurt y Gera.

Recomendada para niñas y niños de 10 años en adelante. Versión original con subtítulos en español.

Puedes comentar con Facebook