Alimentos que alcalinizan tu cuerpo

Dra. Carmina Valdez
Médico Cirujano
Maestría en Nutrición Clínica
Maestría en Ciencias Médicas
Coach en Salud Funcional Mente-Cuerpo
Terapeuta floral Bach

Facebook: Dra. Carmina Valdez
Instagram: @dra. Carmina

Seguro que has oído hablar de la dieta alcalina, también llamada “dieta del pH”. Sus defensores aseguran que ayuda a desintoxicar el organismo, a perder peso y a prevenir enfermedades como el cáncer.

La dieta alcalina se basa en la teoría de que las enfermedades se desarrollan en un medio ácido (es decir, con un pH bajo) y que, por lo tanto, para prevenirlas conviene “alcalinizar” nuestro organismo, o sea, aumentar su pH (potencial de Hidrógeno), sosteniendo que esto se puede conseguir a través de la alimentación.

El organismo humano lucha constantemente por mantener el pH en 7.4, por arriba o por debajo de este rango se abren portales que favorecen o frenan la degeneración celular; algo tan sencillo como la absorción de nutrientes.

Esta dieta clasifica los alimentos entre alcalinizantes y acidificantes, lo cual no tiene nada que ver con su sabor (el limón, por ejemplo, se considera alcalinizante). La dieta debe incluir un 80 por ciento o más de alimentos alcalinizantes y un 20 por ciento (o menos) de neutros o moderadamente acidificantes. Y se desaconseja consumir alimentos altamente acidificantes.

Alimentos alcalinizantes (80 por ciento de la dieta): pepino, espinacas, soya, brócoli, col, coliflor, coles de Bruselas, limón, toronja, aguacate, remolacha, berenjena, apio, ajo, jengibre, lechuga, cebolla, rábano, tomate, alcachofa, espárragos, zanahoria, calabazas, chicharos, trigo sarraceno, quinoa, lentejas, almendras, aceite de oliva, entre otros.

Aunque predominan los vegetales, se limita el consumo de varias frutas y legumbres.

Alimentos neutros o moderadamente acidificantes (limitados a un 20 por ciento): garbanzos, seitán, melón, duraznos, ciruela, sandía, anacardos, nueces, avellanas, manzana, plátano, arándanos, uvas, naranja, mango, arroz y pasta integral.

Alimentos altamente acidificantes (desaconsejados): carne roja, de pollo, de cerdo, huevos, pescado, marisco, lácteos, setas, chocolate, café, té, alcohol.

Y por último ¿en qué cantidades podemos consumir alimentos alcalinos y alimentos ácidos?

Alimentos ácidos: Consúmelos ocasionalmente (dos a cuatro veces por semana) o si quieres consumirlos diariamente, que sean sólo un 20 por ciento del total de los alimentos que consumes en el día.

Alimentos Alcalinos: ¡Consúmelos diariamente! asegúrate de que al menos sea el 80 por ciento del total de tu alimentación; en relación de dos partes de verdura por una de fruta. Del 80% de tus alimentos alcalinos, al menos el 60 por ciento tiene que estar completamente crudo (smoothies, jugos, ensaladas, cocteles, etc.) y un 20 por ciento cocido (guisados de verduras, o simples verduras al vapor, etc.).

Alimentos muy alcalinos: Consúmelos periódicamente en etapas de mayor estrés laboral o personal, o mínimo cada tres veces al año por periodos de uno a tres meses de consumo, de preferencia con asesoría de un especialista.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios