Científicos crean tomates genéticamente modificados para que produzcan vitamina D

Un grupo de científicos del Centro John Innes, en Inglaterra, logró modificar la composición genética del tomate para convertirlo en una fuente rica en vitamina D, según informa un estudio publicado el lunes en Nature Plants.

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de absorber pequeñas cantidades de vitamina D mediante la exposición a los rayos UVB. La fuente principal siguen siendo los alimentos, sin embrago, estas fuentes son pobres en administrar dicha vitamina.
La insuficiencia de esta vitamina está asociada a diversos problemas de salud, incluido el covid-19, y es un problema que enfrentan mil millones de personas en todo el mundo.

Los tomates contienen naturalmente en sus hojas un precursor clave de la vitamina, llamado provitamina D3, pero luego lo convierten en otros compuestos usando enzimas codificadas por dos genes. En base a esto, los investigadores modificaron plantas de tomate mediante la tecnología de modificación de genes CRISPR-Cas9, para incapacitar dichos genes, logrando así que la planta lograra acumular provitamina D3.
Las plantas de tomate modificadas mostraron un aumento sustancial en los niveles de D3 tanto en las hojas como en los frutos. Además, tras la exposición a la luz UVB aumentaron las concentraciones de D3, llegando a contener en un solo tomate el equivalente a la vitamina D que poseen dos huevos medianos o 28 gramos de atún, que son fuentes dietéticas recomendadas de vitamina D.

El autor principal del estudio, Jie Li, aseguró que es difícil diferenciar un tomate modificado genéticamente de un tomate silvestr. Este hecho, es sin duda una gran noticia para aquellas personas que adoptan una dieta rica en plantas, vegetariana o vegana, y para el creciente número de personas en todo el mundo que sufren problemas con la insuficiencia de vitamina D.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios