Crean bolsa sustentable que con agua se hace composta

En línea con la tendencia de usar productos sustentables para hacer el supermercado, una empresa mexicana creó bolsas que pueden disolverse con el agua y así contribuir a la disminución de contaminación de plásticos de un solo uso en el país.

Con una inversión de 45 millones de pesos, la empresa Abadi Eco, radicada en Guadalajara, Jalisco, fue la encargada de traer la tecnología BeNat, la cual permite transformar compuestos de almidones vegetales en una bolsa compostable, biodegradable y libre de químicos. El objetivo de BeNat es que sean las propias cadenas comerciales las que ofrezcan este tipo de bolsas, que pueden soportar hasta 15 kilos y tienen un tiempo promedio de uso de cinco meses.

Una vez que cumple este tiempo de vida, o antes si así lo desea el consumidor, la bolsa puede disolverse en agua caliente en tan solo dos minutos, integrándose al entorno como composta y sin causar impactos negativos en los ecosistemas. Actualmente, la mayoría de los clientes de BeNat son empresas y establecimientos jaliscienses, donde destacan Grupo Los Arcos, La Casa del Reloj, Micha Sport y Ferreterías Guadalajara. De acuerdo con la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), una bolsa tradicional de plástico puede tardar entre 100 y 500 años en degradarse, dependiendo de su espesor.

Por su parte, la Cámara Nacional de las Industrias de la Celulosa y del Papel refiere que en México se reciclan menos del uno por ciento de las bolsas de plástico que se consumen. También, datos de la consultora KP Investiga, señalan que cerca de siete de cada 10 personas llevan una bolsa reutilizable cuando asiste al supermercado, tiendas de abarrotes o mercados. Por el contrario, tres de cada 10 consumidores declararon que, si bien sí quieren utilizar una bolsa reutilizable, a veces olvida llevarla para hacer sus compras de primera necesidad.

En enero de 2020, entró en vigencia una ley para reducir gradualmente el uso de plásticos y así evitar la contaminación ambiental. Hasta 2021 la legislación prohibió las bolsas de plásticos de un solo uso en tiendas departamentales o supermercados. Para cumplir con esta normativa, los establecimientos comenzaron a vender bolsas compostables o hechas con materiales reciclables. Incluso, en algunos supermercados de la Ciudad de México guardaban la despensa en cajas de cartón.

El objetivo principal fue dejar de regalar bolsas de plástico para surtir las compras del día, algo que también se adoptó en mercados sobre ruedas.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios