Deterioro cognitivo y demencia

MPEYOE. Jorge Enrique Loera Castañeda

 “Nada hay en mi intelecto que no haya pasado por mis sentidos” Aristóteles

La demencia, es uno de los factores que más propician la discapacidad y la dependencia en las personas adultas mayores, en especial la enfermedad de Alzheimer, ya que es este el tipo de demencia la más frecuente. Esta enfermedad actualmente tiene una prevalencia del 7.3 por ciento y una incidencia de 27.3 (mil personas/año) de la población adulta mayor mexicana. Estudios en población mexicana han determinado que su presencia es más evidente en las mujeres y el riesgo de padecerla crece con la presencia de síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular y depresión.

Se estima que la proyección del número de mexicanos afectados directamente por la enfermedad para el 2050 alcanzará la cifra de más de 3.5 millones, por lo que el impacto en el sistema de salud será severo. (Luis Miguel Gutiérrez Robledo e Isabel Arrieta Cruz, Dirección General y Departamento de Investigación Básica, Instituto Nacional de Geriatría. Secretaría de Salud. México, D.F., México).

En una ocasión, un paciente llegó a mi consultorio acompañado de su familiar más cercano, por la entrevista que se llevó a cabo, proseguí a realizar una valoración cognitiva del paciente, en el cual dio como resultado deterioro cognitivo; por lo que se canalizó con el neurólogo, el cual hizo los estudios correspondientes confirmando lo ya antes diagnosticado, deterioro cognitivo. Al conocer su origen se pudo descubrir que el paciente tenía avanzado su deterioro y que se estaba desarrollando la enfermedad de Alzheimer. Su familiar se derrumbó y su familia igual, pero después de que comenzó su terapia dio un giro positivo su vida, ya que, con la aceptación, capacitación, orientación y acompañamiento durante la terapia, el paciente se estabilizó y su familia se coordinó de tal manera que la enfermedad ha sido llevadera y menos desgastante para todos.  

Son muchos los aspectos que hay que considerar al abordar este tema, pues es de suma importancia la temprana detección de la enfermedad, el correcto diagnóstico, el tratamiento farmacológico y quizá lo más importante, el tratamiento no farmacológico. Sin dejar de lado la orientación, asesoría y capacitación de la familia involucrada en el ambiente familiar de cada paciente.

Como terapias no farmacológicas encaminadas a estimular el aspecto cognitivo, emocional y social de las personas con deterioro cognitivo o demencia destacan las asociadas con el arte, deporte y entretenimiento. Por ejemplo, el uso de la música y el arte con fines terapéuticos, ofrece la posibilidad de estimular áreas como la memoria, atención, concentración, mejorar el estado de ánimo, reduce el estrés, disminuye la ansiedad, calma el dolor, aporta comodidad, entre muchas otras.

Además, cuando estas técnicas son realizadas por profesionales de la salud mental se aprovecha el espacio para reforzar autoestima, seguridad, empatía, tolerancia, etc.

Algunos factores que se deben tomar en cuenta para detectar un posible deterioro cognitivo o demencia en alguno de nuestros familiares pueden ser:

  • Frecuentemente olvida frases, indicaciones o sucesos que recién acaban de pasar.
  • Ha presentado algún episodio de desorientación o confusión de manera brusca (No saber dónde está o con quien está, aunque sea por unos momentos)  
  • Desconoce a personas que acaba de conocer recientemente.
  • Tiende a estar triste o aislado.
  • Problemas para concentrarse o relajarse.

Es muy importante para una temprana detección y atención, una valoración profesional, realizada ya sea por un médico psiquiatra, neurólogo, un psicólogo con estudios en esta rama o con varios de ellos. Comúnmente el primer encuentro se da con el médico familiar, un psicólogo o un médico internista.

Hay que resaltar que la diferencia entre deterioro cognitivo y demencia es que el deterioro cognitivo afecta sólo a la memoria y aspectos intelectuales, mientras que la demencia afecta también a otras funciones cerebrales e influye en el desarrollo normal o anormal de las actividades de la vida diaria disminuyendo su capacidad para cuidarse así mismo.

También se tiene como resultado de varios estudios, que los pacientes con deterioro cognitivo tienen un riesgo mayor de desarrollar algún tipo de demencia.

El deterioro cognitivo se puede presentar por causas psicológicas e inestabilidad emocional. Es decir, con la edad se van perdiendo prácticas que son comunes a ciertas edades, y al dejar de estimular esos aspectos, se va teniendo una pérdida considerable en las capacidades tanto cognitivas, motoras, psicológicas y emocionales. Se recomienda que en la vida adulta y productiva se practiquen actividades como sopa de letras, crucigramas, sudoku, leer, hacer ejercicio físico, relajarse continuamente y tener una buena alimentación.

Si tal vez algún familiar o tú presentan alguno de estos síntomas y quisieras atenderte, te tengo unas recomendaciones:

  • Tómatelo en serio pero con calma, el estrés y la ansiedad afectan de manera negativa y directa nuestro sistema inmunológico y en nuestra salud mental.
  • Al asistir a valoración pide que se te aplique las pruebas necesarias y se te realicen los estudios indicados, no basta con la pura observación para dar un diagnóstico.
  • Sea cual sea el resultado de tu valoración sé positivo, toma en cuenta que la mayoría no se da cuenta de estos problemas hasta que ya están en etapas muy críticas.
  • Acompaña la terapia farmacológica con terapias no farmacológicas que fomenten la estimulación como una manera de frenar, corregir o mejorar el deterioro. 

Como experto en terapias no farmacológicas aplicadas en el deterioro cognitivo y las demencias te invito a que lleves una vida saludable, no te tomes tan apecho todo, regálate diariamente por lo menos una hora para relajarte y pensar bien las cosas, hidrátate constantemente y aliméntate bien.

         https://www.facebook.com/centrodeatencionpsicologicaecp/ 

Para cualquier duda u orientación, te puedo apoyar, no estás solo.  Cel. 618 123-48-41 (Contáctame)

Puedes comentar con Facebook
Anuncios