Durango es…

Oscar Luna G.

Durango es 458 años que la historia ha residido en cada rincón suyo, es su suelo que vivió la última batalla de guerra de independencia hace 200 años.

Durango es el kiosko en cantera rosa de la plaza principal, es los monumentos de Montoya, las notas de Ricardo y los colores de Zarraga, el dramatismo de Andrea, la belleza de Dolores y los murales de Montoya.

Durango es la rica gastronomía como su chile pasado, su maíz crudo y su marquesote, es sus bailes de polkas, cuadrillas y shotis, es la gente trabajadora y emprendedora que reside en él, sus boleros, globeros y paleteros del centro histórico.

Durango es sus monumentos arquitectónicos, su cabina de cristal del calvario a los remedios, sus templos relucientes, y sus sets cinematográficos en villas del oeste, la fundidora de la ferrería, los domingos de pueblito y los viernes de veintiar.

Durango es Beatriz desde la torre, el puente de Navacoyán y el conde de la capa negra, las torres relucientes de catedral, sus teatros, callejones y su escuela normal, el Tecnológico, la UJED y muchas escuelas más.

Durango es su mercado, sus músicos de la plazuela y sus grandes obras, su modernismo, sus artistas y el buen mezcal, es su parque, sus fuentes y el Corredor Constitución, sus museos, el santuario de la Guadalupana, abarrotado por sus feligreses y el ya desaparecido palomar.

Durango es sus revolucionarios, sus insurgentes y sus constituyentes del 17, es su rico asado y esas gorditas que no pueden faltar, es su Centro de Convenciones Bicentenario, el panteón de oriente y los souvenirs con un alacrán.

Durango es la casa de Gómez Palacio, la esquina de la fundación, y los grupos étnicos resididos en este lugar, es el tango que escribió Terrones y el Durango que tanto amó Ángel Bracho, el palacio del conde, la tiara de Anitúa y las reinas de la ciudad.

Durango es las ruinas de los chalchihuites, el Santo Patrono San Jorge y la Inmaculada en su altar, es las campanas de Santa Anna, la espada de Victoria y todas las mujeres bellas de este lugar, las viñetas y el río que pasa por el tunal.

Durango es su presa, su flora y fauna, es la mirada del venado, los pinos altos de la sierra, el ex Convento Jesuita y la estación del tren, es las palomas en la plaza, es el barrio de Analco, Tierra Blanca y cuantos más.

Orgullosos de nuestra tierra, celebramos con alegría un aniversario más de nuestra ciudad, 458 años de historia, festejamos con entusiasmo a la Perla del Guadiana, porque esto, esto es Durango.

  • Facebook: Oscar Luna
  • Instagram: oscar.luna.10
Puedes comentar con Facebook
Anuncios