El cuerpo perfecto

L.N. Andrea Vélez Ríos

¿Quién no desea un cuerpo perfecto? ¿Cómo creemos que es? A lo largo de los años “la belleza y la perfección de los cuerpos” han cambiado muchísimo, seguro lo hemos visto con la pionera de la cosmetología Cleopatra, y bellezas como Nefertiti, Simonetta Vespucci, Cléo de Merode, Audrey Hepburn, Marilyn Monroe, Brigitte Bardot, Kim Kardashian, Katy Perry, Scarlett Johansson, Dua Lipa, entre muchas más.

La moda, las redes sociales y el cine, han cambiado constantemente los estereotipos de belleza, creando modelos de mujeres donde ninguna de ellas es una mujer real. Debemos de entender que alrededor del mundo todas somos diferentes, unas más altas, otras más chaparritas, morenas, blancas, rubias, delgadas o con muchas curvas, grandes caderas o pequeñas, grandes pechos, acinturadas, etc., cada una fue creada de diferente manera.

Sin embargo, los encargados de contarnos cómo es ese cuerpo perfecto que todas queremos son los medios de comunicación, y nosotras, tenemos que amoldarlo a ese estereotipo que nos han querido imponer como tal.

En 1910 las mujeres deseaban tener cuerpo de reloj de arena. Las mujeres de la época usaban corsés apretados (cuya tendencia está regresando) para hacer que su cintura luciera lo más pequeña posible, pero si además tenían los hombros caídos y el cuello largo, eran consideradas espectaculares.

En los años 20´s se dijo adiós al escote y curvas monumentales. Esta época se caracteriza por el look flapper, la mujer de los años veinte estaba en constante movimiento, bailando y brincando. El ser hermosa se caracterizaba por tener busto pequeño y caderas prácticamente inexistentes. En los 30´s, el look más suave se ve reemplazado por hombros militares y -aunque no era exactamente deseado tener un aspecto musculoso- muchas mujeres comenzaron a trabajar en fábricas, por lo que definieron sus brazos.

En los 50´s, verse ultrafemenina vuelve a ser la moda. Mujeres como Marilyn Monroe y Elizabeth Taylor popularizan el bombshell look, en el que debían aumentar algo de peso para alcanzarlo. En esta década surge la revista Playboy y la muñeca Barbie, por lo que tener un busto grande, cintura diminuta y piernas gruesas, era lo más deseado. De los 80´s hasta los 2000, el ser delgada empezó a ser más obsesivo, el verte “bien”, el verte “bonita”, el “ser atractiva”, los ejercicios de “aerobics” eran la moda para mantener un cuerpo esbelto.

Todo esto se fue rompiendo en 2010, con nuevas maneras de hacer ejercicio, dietas novedosas, cirugías plásticas y diferentes celebs con todo tipo de cuerpo que nos inspiran, no se puede negar que el look de la década es uno que acentúa los glúteos. Sin embargo, la belleza de esta década es que todos los tipos de cuerpo se celebran, sobre todos los reales como el de la modelo plus size Ashley Graham.

A lo largo de los años, vamos cambiando de estilos de moda, cuerpos y belleza. Pero el cuerpo perfecto es aquel que te ayuda a levantarte día con día. ¿Qué tal si te dijera que esos cuerpos no son reales? Así es, ningún cuerpo es imperfecto, tu cuerpo es perfecto, lo que necesitas es trabajar en una aceptación, en tratar de cuidarlo tanto con alimentación, ejercicio, mentalmente.  ¿Te has preguntado alguna vez como te ve la demás gente?

Muchas mujeres están más completas que nosotras las que tenemos esa inseguridad con nuestro cuerpo. Y por mujeres completas me refiero a aquellas que tienen una discapacidad, la pérdida de una extremidad, una enfermedad que les hizo perder su cabello, un pecho. Y a pesar de eso ellas siguen siendo perfectas, son más completas, porque aceptan su cuerpo, aceptan todo aquello que nosotras queremos cambiar.

A ti, ¿Qué te falta para verte perfecta?

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios