El ego

Hilda Elisa Ortiz
Angeloterapeta Cuántica

Imagina estar frente a dos caminos y tienes que elegir, uno ya es muy conocido para ti, tras recórrelo a menudo descubres que tiene lugares que parecen hermosos y felices, al desvanecerse rápidamente, se vuelven obscuros, inseguros y llenos de sufrimiento. Este sendero te regresa una y otra vez al mismo lugar o mucho antes del punto donde puedes elegir de nuevo. Este camino es el ego, es un sistema de pensamiento que siempre te dirige al miedo, donde se origina el malestar físico, emocional y espiritual. Se formó en base a tu entorno, como mecanismo de defensa o supervivencia para proteger al Yo interno, pero se apoderó de todo, haciéndote creer que no existe otra forma de vivir o que es difícil hacerlo de otra manera. Uno de sus escenarios favoritos, es el considerar que tu valor depende de los bienes materiales, el físico, el grado de estudios, el poder, la fama, etc. Por lo que te llevará a pensar desde el egocentrismo y la separación, en que nunca es suficiente, que no vales o que vales más que los demás.

El ego es producido por la mente con pensamientos ilusorios y al sentirse amenazado te hará creer que no es posible vivir sin el drama o que es mejor ser víctima de las situaciones y hacer responsables o culpables a los demás de tu infelicidad, enfermedades o fracasos. El ego se sitúa en el pasado, en el futuro y en el exterior, por lo que requiere tener el control de todo y de todos, necesita que le quieran, se pone furioso ante las críticas y siempre busca tener la razón o ser aprobado, crea una identidad con mil máscaras para identificarse según el contexto y actúa en piloto automático, haciéndote sentir un vacío, desconexión con tu esencia, te conduce a ser una persona que no eres o vivir una vida que no deseas.

El otro camino te llevará a hacer más conciencia, todo se gestiona desde tu interior como un ser completo, donde eres el cocreador de tu realidad haciéndote responsable de lo que eliges en tu vida, no requieres forzar las cosas, sabes que todo lo que pasa es perfecto y tiene el propósito de evolución, por muy doloroso que sea sabes que tiene un aprendizaje y te ayuda a tener otra visión. El hacer una pausa antes de reaccionar o el instalarte en el presente, en el aquí y el ahora, te da la oportunidad de elegir a cada momento experimentar por más tiempo tranquilidad, paz, plenitud, felicidad, etc. Es en este sendero donde encuentras tu verdadera esencia, tu Ser real que te lleva al amor, al perdón, a la comprensión, a la sabiduría de tu existencia, a liberarte de ataduras, a buscar la unidad y el bienestar de los demás.

¿Qué camino eliges? A cada instante tienes el extraordinario poder de decidir, es parte de la dualidad en la que vivimos, si quieres lo opuesto al ego entrena tu mente diariamente para que puedas paulatinamente ir rompiendo los patrones y estructuras de sufrimiento arraigadas en la mente y en el inconciente, existen diversos métodos para lograrlo, hazte disponible y recibirás señales de cuál es el idóneo para ti, Un Curso de Milagros tiene extraordinarias herramientas.

 

Facebook: La Casa de los Ángeles Durango

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios