El lenguaje corporal en los celos

Lic. Vanessa Huizar Villanueva  

Todo el mundo ha sido celoso alguna vez; pero, aunque es un sentimiento natural, es difícil describirlo hasta que lo experimentas. Estas pistas de lenguaje corporal revelan cómo se ven los celos, y lo que puedes hacer al respecto.

SU CUELLO Y SU MANDÍBULA ESTARÁN TENSOS

Los hombres son naturalmente competitivos y si se sienten amenazados por otro hombre, lo demostrarán con la rigidez de su cuello. Es una reacción física, aunque realmente no esté en peligro. Los celos los pondrán en un estado defensivo. Lo demostrarán no sólo con su cuello, sino también con su mandíbula; si el competidor está cerca, o estás hablando casualmente de él, trata de ver los músculos de su rostro. Es más fácil de detectar si estás directamente delante de él, así puedes ver la tensión de los músculos de la mandíbula y cómo se abultan.

VA A BLOQUEAR A LOS COMPETIDORES CON SU CUERPO

Digamos que estás en una reunión y el sujeto que provoca los celos anda por allí. Tu pretendiente se colocará entre ambos tanto como pueda, sólo para bloquear su vista de ti. Ese bloqueo físico podría llegar hasta pararse derecho, poniendo una mano en su cadera y proyectando un codo hacia afuera. Esto hace que una postura aún más agresiva para “bloquear” el acceso a ti.

Pero si siente celos de otros hombres en general, va a hacer esto:

  • TRATARÁ DE PREVENIR AQUELLAS SITUACIONES QUE LO HACEN SENTIRSE AMENAZADO

Si está celoso de otros hombres en general, dará cualquier excusa para evitar esas situaciones. Esta es una pista que puede ser fácilmente malinterpretada, y la palabra crucial para distinguirla es: Excusas.

  • RESPUESTAS CON MONOSÍLABOS

“Sí”, “No”, “Ujum”, de repente se vuelven parte integral del léxico.

  • RESPIRACIÓN PROFUNDA

Esa ansiedad provoca un ahogo producto de una respiración más superficial. Algunas palabras pueden atropellarse e inclusive el habla puede hacerse ligeramente trabajosa.

  • BLOQUEOS MÁS FRECUENTESSi quien es celoso se encuentra separado del celado, será más probable que se cruce de brazos y piernas, tratando de esconder sus sentimientos bajo una “cáscara” protectora.

¿QUÉ DEBERÍAS HACER SI EMPIEZAS A SENTIRTE INCÓMODA?

La mayoría de los celos no son gran cosa y muchas veces son una reacción natural dentro de una relación saludable. Pero si sus reacciones te hacen sentir incómoda e incluso insegura, esto es lo que deberías hacer: Invierte la situación en tu mente y evalúa cómo te sentirías al respecto si estuvieses tú en su lugar. Si te sientes bien al hacerlo y piensas que él está exagerando, espera a que las cosas se calmen y habla de ello. Pero es muy importante que estés segura de lo que sientes sobre tu propio comportamiento. Este último punto es importante porque los hombres manipuladores podrían usar los celos para controlarte con la culpa.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios