Energía para crear abundancia

Hilda Elisa Ortiz Reyes

Cuando hablamos de abundancia, nuestra mente piensa automáticamente en mucho dinero, pero en sí, la abundancia se refiere a todas las dimensiones del Ser, física, mental y espiritual para producir en gran cantidad y el resultado es la salud, paz, dinero, plenitud, etc.

La abundancia es tener la certeza de que no puedes “no tener”, ya fuiste creado en abundancia, como el universo, la activas desde tus pensamientos; tu mente, mientras tiene vida nunca deja de pensar, de hecho, es la que más energía usa de tu cuerpo, por ello es importante que observes tu realidad y lo que estás generando ya sea conciente o inconscientemente, nada es casualidad. Los frutos se crean desde la raíz, de lo que no se ve a lo que se ve.

Usa tu energía mental en analizar y reprogramar tus creencias o estructuras, ya que estas dominan tus pensamientos y ellos impactan en tus emociones, y estas a su vez determinan tus acciones, las cuales te llevan a la experiencia de abundancia o carencia. Entrena tu mente, para que tus pensamientos estén ubicados en el presente y en tus objetivos.

En la parte física, trabaja en lo que te hace feliz, estudia, prepárate y expande tus dones y talentos para ponerlos al servicio de los demás, también haz aportaciones ya que es vital para generar abundancia, ya que recibes lo que das. Administra tu tiempo, es un recurso valioso, utiliza tu creatividad para innovar, mantén tu cuerpo activo, relaciónate con personas que te agreguen valor y tú a ellas, ahorra siempre el 10% de tu ingreso e invierte, sobre todo en tu crecimiento personal. Evita tener deudas, despilfarrar, robar o timar a los demás, ya que eso rompe el flujo de la abundancia y de la prosperidad.

En lo espiritual, medita y eleva tu vibración, conéctate con Yo superior, infinito e ilimitado y con la naturaleza que es el ejemplo más vívido de abundancia, libera tu espíritu, mantén la paz, valora lo que tienes y agradece por todo.

Los patrones familiares juegan un rol muy importante para la abundancia, ya que ahí se generan las creencias y luego las aplicamos inconscientemente. Estas preguntas pueden ayudarte ¿Qué vivieron tus ancestros o qué creencias tenían en cuanto a la abundancia? Al hacerlos conscientes puedes cambiarlos y sanarlos para que no se repitan más. El miedo siempre nos aleja de la abundancia y tiene un propósito. Por ejemplo, si tuvieras escasez económica, la pregunta sería ¿Qué harías si tuvieras mucho dinero?, la respuesta ayudará a comprender por qué no se tiene, puede ser que te pongas en peligro de que te roben, te timen, que tu sistema familiar no te acepte, que tengas la solvencia para casarte o hacerte responsable de personas o situaciones que no te gustan, el inconsciente siempre tratará de protegerte.

Sólo tú determinas como deseas vivir, no es más abundante el que más tiene, sino el que menos necesita y el que es más pleno y feliz.

Terapia Cuántica Online 477 173 8566.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios