Enfermedades tiroideas del hipotiroidismo al hipertiroidismo

Dr. Rolando Zamarripa Escobedo
Médico Internista y Endocrinólogo

El hipotiroidismo es la enfermedad que se caracteriza por el mal funcionamiento de la glándula tiroidea la cual produce de manera natural las hormonas Tiroxina (T4) y Triyodotironina (t3), estas dos hormonas actúan prácticamente en casi todas las células de nuestro organismo, de ahí entonces que su alteración nos puede dar síntomas tan variados como lo son: cansancio, fatiga, intolerancia al frio, debilidad, alteraciones del ánimo (depresión), aumento de peso,  piel seca, estreñimiento, caída de cabello, dolores articulares, pérdida de memoria e irregularidades menstruales entre muchos más.

Las causas más frecuentes de esta enfermedad son: inmunológica-hereditaria (tiroiditis de Hashimoto), ingesta de medicamentos dañinos para la glándula, procesos infecciosos, irradiación externa del cuello, la deficiencia en la ingesta de yodo, enfermedades sistémicas e infiltrativas, defectos congénitos, cirugía de extirpación de la glándula tiroidea y posterior a un embarazo.

Debido a que los síntomas y las causas son muy variados es muy importante el inicio temprano de su diagnóstico y tratamiento, es muy importante la valoración integral con una historia médica completa y una buena exploración física del paciente. El tratamiento va encaminado a un plan nutricional que ayude al mejoramiento de la función residual de la glándula, evitar los factores agresores del tejido y suplementación con hormonas tiroideas y algunos cofactores enzimáticos en algunas ocasiones.

Por otra parte, el Hipertiroidismo es una enfermedad donde existe un aumento en el funcionamiento de producción y liberación de las hormonas tiroideas a la circulación, perdiendo la capacidad la glándula tiroidea de la autorregulación y por tal motivo aumentado los niveles circulantes de Tiroxina (T4) y Triyodotironina (T3).

Los síntomas principales que pueden poner en riesgo la vida del paciente son:

Taquicardia (aumento de la frecuencia cardiaca), temblor fino distal, ansiedad, diarrea, nausea o vómito, aumento en la frecuencia de arritmias cardiacas, aumento de la presión arterial, ansiedad, agitación psicomotriz, intolerancia al calor, aumento de sudoración, fatiga, debilidad, pérdida de peso y aumento en el apetito, problemas menstruales en otros más.

Dentro de las causas de esta enfermedad se encuentran la enfermedad de Graves, patología con componente inmunológico y multifactorial, bocio multinodular tóxico, adenoma tóxico, mutaciones del receptor de la glándula, exceso en la ingesta de yodo, ingesta excesiva de hormonas tiroideas, tumores hipofisarios.

El diagnóstico al igual que la mayoría de las enfermedades se centra en la historia clínica del paciente, exploración física, estudios de laboratorios y gabinete en caso necesario.

Su tratamiento va encaminado a disminuir el exceso en la liberación o producción de la hormona tiroidea, desde el bloqueo hormonal la desinflamación del tejido hasta su destrucción con radioyodo o cirugía.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios