¿Es malo que no me gusta la Navidad?

L.P. y L.C.T.C. Fátima Covarrubias Gurrola

Esa tendencia que se tiene de querer ver la vida blanco y negro es una de las cosas más dramáticas de la existencia; las cosas no son buenas o malas, simplemente son cosas, circunstancias que vivimos. La manera como las interpretamos es lo que hace la gran diferencia.

Podemos pensar que lo natural es que a todos nos debe gustar la navidad; sin embargo, no son pocas las personas que no disfrutan la temporada, aunque no es algo que se comparta comúnmente de manera abierta, pues puede resultar un lío tratar de explicar las razones… y más cuando ni la propia persona entiende el por qué.

¿Eres una de esas personas a las que no les gusta la Navidad? Puede ser por experiencias o emociones que han marcado tu vida en esas fechas y que no has superado, pero existen otras causas para no disfrutar las fiestas decembrinas.

Aquí te comparto algunas de las posibles causas que impiden que se disfrute la temporada navideña. Te invito a que revises cada uno de los puntos, tal vez logres identificar aquello que te ha llevado a no sentir placer en el último mes del año.

  • 1.- Añoranza: Se trata de un sentimiento generado al recordar a una persona o acontecimiento especial que por separación (duelo) se dejó de disfrutar; lo que hace que, para el individuo, la época navideña le recuerde la ausencia de alguien o algo que ya no puede tener, ocasionándole dolor.
  • 2.- Soledad: No es lo mismo las festividades en compañía que en soledad. Cuando una persona no tiene a alguien con quien compartir sus emociones, deseos y metas es normal que no le gusten las celebraciones y más la navideña, cuando lo que trae a la mente es la unión familiar y la convivencia con seres queridos. En este caso es recomendable buscar apoyo para mejorar la autoestima y tener una actitud positiva ante la vida.
  • 3.- Tecnología: Aunque los aparatos electrónicos son de gran ayuda para los seres humanos, muchas veces pueden llegar a aislar a las personas. Hay familias que viven un aislamiento total, aun compartiendo el mismo espacio físico durante las celebraciones navideñas, es decir, algunas personas prefieren estar atentas a su celular, que convivir con las personas que están a su alrededor. Para esto, es indiscutible trabajar en resignificar el hecho de estar juntos; valorar dicha oportunidad.
  • 4.- Economía: Navidad es vista como sinónimo de adquisición y acumulación de bienes. No tener los recursos suficientes para comprar lo que se desea, genera sentimientos de tristeza, negatividad o frustración, lo que evita que se disfrute plenamente la temporada. Se debe entender que la riqueza está en ser y no en tener.
  • 5.- Situación sentimental: Las separaciones o divorcios son otra causa que produce infelicidad en las fiestas navideñas. Anclarse en el pasado, impide abrirse a los nuevos retos; precisamente esa temporada es la oportunidad para abrir la puerta para dejar salir los resentimientos de antaño.

Trabajar en nosotros es una oportunidad que tenemos diariamente. Conocer lo que nos agrada y lo que no, nos permite encontrar también posibles soluciones, pues si no sabemos lo que nos “duele”, será más complicado encontrar la cura.

Considera que cualquier día es bueno para celebrar, no tiene que existir una fecha en particular que nos obligue a disfrutar. Si por alguna razón no te gusta la temporada navideña, no seas tan duro contigo, está bien, acéptalo y busca aquellas cosas que te hagan sentir bien en ese lapso de tiempo.

Me gusta pensar que cuando todo lo demás falta, lo importante es tenernos a nosotros mismos, con todo el valor que poseemos como seres humanos y si además contamos con alguien o varias personas con quienes compartir vida en esa época o en cualquier otra, entonces se tiene todo.

  • Twitter @fatimacova_
  • Facebook Fatima Covarrubias
  • Instagram fatimacovarrubiasg
  • YouTube Fatima Covarrubias 
Puedes comentar con Facebook
Anuncios