Excesos de fin de año

Posadas, Navidad, Año Nuevo, Guadalupe-Reyes, muchos motivos para celebrar, que indudablemente son válidos ¿pero realmente se justifica con ellos dañar nuestra salud?, los excesos llevan a agredirnos inicialmente a nosotros mismos, y posteriormente a dañar a otros, de ahí la importancia de no confundir lo satisfactorio que puede ser una celebración con el recurrir a excesos por demás dañinos a la salud física pero también mental y social. 

En estas fechas en donde la fiesta es común, antes de tomarla sin control, es conveniente reflexionar al respecto ya que la vida es una y la calidad en que la mantengamos, es compromiso de cada quien, siendo también requisito el esforzarnos para lograrlo, buscar el bienestar debe ser una iniciativa positiva descartando estilos de vida nocivos, promoviendo hábitos saludables para así prevenir daños irreparables.

Realizar una verdadera reflexión de lo que queremos para el futuro de nuestra existencia, cómo queremos realmente vivir, démonos una genuina posibilidad de mejorar, cuidemos nuestra vida y sumemos en esa reflexión la posibilidad de trasportar la misma, a las personas que nos rodean cotidianamente.

Evitemos los abusos y pongamos atención en los abusos de otros, como son: La incorrecta alimentación en calidad y cantidad, la ingesta de bebidas alcohólicas de manera descontrolada, el consumo de substancias psicoactivas, los accidentes, violencias y los conflictos sociales.

No fume y mucho menos ingiera alguna droga, ni permita que se fume en la reunión, verá como al otro día se sentirá mejor.

En cuanto a la alimentación hay que evitar el exceso en el consumo de alimentos, tomar por lo menos dos litros de agua diariamente, comer porciones pequeñas, pero no dejar de probar de todos los riquísimos platillos que en esas ocasiones se acostumbran, además de alguna bebida de celebración y al terminar no permanecer sentado, intente realizar alguna caminata o actividad física ligera.

Con la comida si bien nadie aconseja evitar el exceso de los productos más nutritivos y bajos en componentes perjudiciales, es cierto que la alimentación debería basarse en el equilibrio, y por eso también es necesario ingerir determinados productos para mantenernos sanos, no es por lo mismo recomendable por una falsa interpretación, el abuso en la cantidad de ingesta de alimentos.

El abuso de la ingesta  de bebidas alcohólicas o de substancias psicoactivas son causa de accidentes y agresiones pero además existen aspectos de índole psicológico, como la depresión o la sobrevaloración, que ocasionan el inicio o reiteración de conflictos interpersonales, incluso con integrantes de la propia familia, por lo que las peleas se pueden iniciar de manera  rápida y en ocasiones incontrolables, lo aconsejable es evitar cualquier conflicto de manera inmediata, con actividades recreativas, de juegos  o del baile, se deben evitar las discusiones en esos eventos ya pueden llegar a ser incontrolables y muy desagradable, sobre todo afectantes de la salud. 

Día a día, nuestra vida va transcurriendo y frecuentemente no nos damos cuenta de las cosas importantes que tenemos y sólo cuando nos hacen falta recapacitar sobre la importancia de las mismas, es el caso destacado de la salud, en donde su carencia resulta toda una catástrofe, que incluso nos puede llevar a perder la vida, desgraciadamente sólo en esos momentos reconsideramos y decimos: hubiera hecho esto o aquello para poder prevenir lo que me está sucediendo.

Los estilos de vida poco saludables pueden ser cambiados con una estructura de soporte adecuada, hay que ocuparnos primero por nosotros mismos, atender a nuestra familia, colaborar con la sociedad con todo nuestro empeño y amar.

Puedes comentar con Facebook
Total
5
Shares
Related Posts
Nota Completa

Papá en la nueva era

Mtro. Sergio Luis Hernández Valdés Facebook: @SergioHernándezsoc Correo electrónico: shvaldes1@hotmail.com Hace un tiempo vengo diciendo que somos una…