¿Existe la mujer multiorgásmica?

Margarita Nájera Chávez
Mtra. Sexualidad Clínica y Terapia Breve 

El orgasmo se ha convertido para muchos en algo inalcanzable, algo mágico, algo inmerecido, para otros pecaminoso, sucio, cochino o malo, etc. El orgasmo no es más que una potencialidad placentera que todos los seres humanos tenemos.

El orgasmo no es más que una sensación subjetiva de placer que tú mismo construyes. Se construye de manera personal e intransferible, a partir de una claridad en la responsabilidad del placer. (Gastélum Uriarte David, El abc de la sexualidad humana).

Siendo una liberación de la tensión sexual que se genera posterior al proceso de excitación que va normalmente en acenso al estado llamado meseta dentro de la respuesta sexual humana, previa al orgasmo, esta sube y se desencadena el orgasmo y de ahí pasa a un periodo llamado resolución donde el cuerpo vuelve a su estado inicial.

El periodo orgásmico  es el que nos permite relajar el cuerpo desde el periodo inicial. Si logramos mantener el periodo orgásmico es donde se genera el multiorgásmo, no hay un declive al periodo de resolución  y se logra mantener.

Algunas veces podemos ser multiorgásmicas y otras no, porque depende de nuestro estado de ánimo y la atención que le damos a ese encuentro. Se requiere mantenerlo a través de la estimulación constante y permanente principalmente en los genitales y si estos quedan muy sensibles es seguir explorando a través de la vagina o zonas erógenas como pechos, el ano o perineo.

  • Sostener la estimulación genital o en otras áreas del cuerpo posterior al primer orgasmo.
  • Tener bien entrenado los músculos pubocoxígeos a través de los ejercicios de kegel que nos ayudarán a generar más excitación por los movimientos de apretar y soltar.
  • A través de los ejercicios de auto estimulación (masturbación), no sólo emplear la mano, sino también podemos involucrar a los juguetes sexuales dando una estimulación vaginal y del clítoris y con ello generar más orgasmos.

Recordemos que los orgasmos no es el culmine de la relación sexual ni es el objetivo, es básicamente una experiencia más de placer que podemos encontrar dentro de este universo de la sexualidad y el erotismo, la responsabilidad del orgasmo y del placer es nuestra y no es de la pareja.

Aprendamos a conocernos y a disfrutar de nosotras mismas.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios