Hoia Baciu; el bosque embrujado

Se cree que el bosque, ubicado en Rumania, es un portal a otra dimensión. Cientos de personas han desaparecido en él, se han avistado OVNIS, se escuchan voces y risas de origen desconocido, y en su centro hay un gran circulo donde nada crece.

También llamado el Triángulo de las Bermudas de Transilvania, está situado al oeste de la ciudad de Cluj-Napoca y se comprobó por excavaciones que hace 10 mil años una civilización vivió en el lugar. Las historias y leyendas sobre él lo han convertido en un lugar envuelto en misterio a pesar de sus 3 kilómetros cuadrados de superficie. Algunos de estos misterios incluyen fenómenos inexplicables como el fenómeno del tiempo perdido. Muchos de los que han entrado al bosque han perdido la noción del tiempo y cuando salen creyendo que han estado unos minutos en realidad han estado perdidos horas o días. El mejor ejemplo fue el de una niña de 5 años que desapareció en el bosque y reapareció 5 años después sin ninguna transformación: la misma ropa, mismo rostro y cuerpo. No había crecido. El tiempo se detuvo para ella, que creía que sólo se había alejado de su casa por unos minutos.

Muchos de los que entran al bosque salen del mismo con extraños síntomas: ansiedad, náuseas, dolores de cabeza y algo inexplicable: pequeñas quemaduras, pequeñas ampollas o erupciones cutáneas.  En 1953 fue al lugar un ingeniero y reconocido biólogo, Alexandru Sift. Durante días y días entró y salió del bosque tomando fotografías del lugar. Nada le pareció extraño, salvo que al revelarlas aparecieron sombras, espectros y extrañas cosas que él no vio al momento de sacar las fotos.

Y luego están los ovnis. Desde principios de los años 60 son muchos los avistamientos, sin embargo, En 2002 una pareja logró filmar casi treinta segundos de video desde su departamento en el último piso de un edificio de la ciudad de Cluj, vecina del bosque. El objeto tenía “forma de cigarrillo” y brillaba intensamente a medida que se movía sobre las copas de los árboles. Luego desapareció entre “gruesas nubes” en el cielo nocturno.

En 2007 se registró otro avistamiento, esta vez a media tarde. Un fotógrafo aficionado tomó 30 fotos y en una de ellas apareció un extraño objeto. Era un OVNI. Los lugareños creen que las cerca de mil desapariciones que hubo en el bosque son productos de los OVNIS que bajan en el lugar y abducen a seres humanos con fines no conocidos.

Todo eso y más sucede en Hoia Baciu, el bosque más terrorífico del mundo. Aquellos que se adentran en él pueden salir con trastornos. Tienen suerte. Algunos no salen nunca más.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios