La cuaresma y sus platillos tradicionales

Por María Guadalupe Bermúdez Trejo
Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana Capitulo Durango.

La gama de platillos tradicionales asociados con la cuaresma es verdaderamente variada, esta celebración religiosa está asociada con la práctica del ayuno y la abstinencia en el consumo de la carne roja. Las diferentes recetas que se emplean para cumplir con esta tradición, emplean ingredientes que, a pesar de estar disponibles durante todo el año, es justo en esta época cuando aumenta de manera importante su consumo, como por ejemplo: los chuales, el orejón de calabaza, las habas, las lentejas, los chícharos secos, la miel de maguey o el pipián. Uno de los platillos más esperados de esta temporada es la capirotada, este rico y tradicional postre puede ser preparado de diversas formas, y hoy les comparto la receta elaborada con piloncillo.

CAPIROTADA DE PILONCILLO

Ingredientes:

6 bolillos del día anterior cortados en rebanadas

2 piezas grandes de piloncillo

2 lt de agua

2 ramas pequeñas de canela

3 clavos de olor

1 taza pasitas

1 taza de cacahuates

1 taza de nueces picadas

1 taza de coco rallado

1 taza de queso añejo rallado

2 cucharadas de grajeas chicas(opcional)

2 cucharadas de colaciones

250 gr Mantequilla

3 tortillas de maíz

 

PROCEDIMIENTO:

Precalentar el horno a 180°C por 15 minutos.

  1. En una olla calentar el agua, el piloncillo, la canela y el clavo, dejar hervir a fuego bajo por 20 minutos. Retirar las ramas de canela y los clavos de olor y reservar.

2.Colocar las rebanadas de pan en una charola para horno y hornearlas a 180°Cpor 20 minutos o hasta que adquieran un color dorado,

  1. Untar con mantequilla el fondo de una olla o de un refractario profundo, colocar las tres tortillas como base, esto servirá́ para que no se pegue el pan al fondo del recipiente.
  2. Cubrir el fondo de la olla o refractario con rebanadas del pan previamente tostado, colocar pequeñas porciones de mantequilla y esparcir por encima un poco de las pasitas, cacahuates, nueces y coco, cubrir todo con queso, repetir este paso hasta que se acabe el pan.
  3. Verter la mitad de la miel de piloncillo en la olla o refractario cuidando que caiga sobre todas las rebanadas de pan.
  4. Cubrir con papel aluminio y llevar al horno a 180° por una hora, a la mitad del tiempo de horneado agregar la otra mitad de la miel de piloncillo.
  5. Al terminar el tiempo de horneado, retirar del horno y espolvorear las grageas y la colación.
  6. Se puede servir recién salida del horno, a temperatura ambiente o bien fría.
  7. ¡A disfrutar!
Puedes comentar con Facebook
Anuncios