“La escritura, ha sido una terapia que me ha salvado la vida”: Liliana Salomón

Olga L. Ramírez

En entrevista la reconocida comunicóloga, gestora cultural, guía de turistas y escritora duranguense Liliana Salomón Meraz platicó sobre sus inicios, del primer libro que la impactó, de sus escritores favoritos, de sus libros, de su ritual a la hora de escribir o leer, de cómo compagina su pasión por la escritura y la crianza de sus hijos y de los proyectos en los que se encuentra trabajando.

1.¿Cómo surgió su amor por la escritura?

“Desde niña tuve mucha imaginación y se me facilitaba mucho contar historias y además, disfrutaba  mucho también escucharlas. Cuando estaba en sexto de primaria supe que tenía esa facilidad para escribir y lo corroboré cuando estudiaba la carrera técnica de secretaria ejecutiva y contadora privada. Además, desde quinto año de primaria tenía una libreta en la que escribía poemas y era una especie de diario que cuando se llenaba tenía que quemar en el boiler de leña para que mi familia no supiera lo que ahí redactaba porque en esa libreta también me desahogaba de la violencia familiar en la que vivía en esa época y de las depresiones que esta me ocasionaba. Para mí la escritura, aparte de disfrute, ha sido una terapia que me ha salvado la vida”.

2.¿Cuál fue el primer libro que la impactó?

“El primer libro que me impactó fue “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez, desde que lo empecé a leer no lo pude soltar. Me lo prestó mi maestro de la UAD Gerardo Campillo y luego lo tuve que comprar. Es el mejor regalo que me pudieron haber hecho en cuanto a lecturas. Otro de mis libros favoritos es El Principito, de Antoine De Saint-Exúpery, del cual cada vez que lo leo, le encuentro más sentido y me encanta utilizar alguno de su contenido como citas”.

3.¿A cuáles escritores o escritor admira y por qué?

“Gabriel García Márquez (+) es uno de mis escritores favoritos porque su prosa me permitió de una manera muy natural, visitar lugares y conocer personajes; meterme en las historias como si las estuviera viviendo. Elvira Lindo, una escritora y periodista española, es otra de mis favoritas. Me cautivó con su novela “Una palabra tuya” y ahí comprobé que una historia interesante se puede desarrollar a partir de personajes tan cotidianos como las personas que barren las calles. Ambos escritores me encantan porque su lectura es sencilla y amena. Otro escritor que admiro mucho es el argentino Tomás Eloy Martínez(+), también periodista. Me cautivó con un ensayo titulado “El periodismo y la narración”, en donde habla sobre la importancia de cautivar a los lectores a través de una crónica en la que quien lee, se pueda estar imaginando lo que ocurre.  y con su novela “El vuelo de la reina”, premio Alfaguara en 2002”.

4.Platiquemos un poco de su trayectoria

“Desde que estaba en la secundaria concursaba en los certámenes de cuento y poesía, y siempre llegaba a finales, aunque nunca logré ganar un primer lugar, sin embargo, conservo con mucho afecto los  diplomas que logré obtener en ese tiempo porque marca para mí un inicio de un sueño. Una vez que empecé a estudiar la carrera de Comunicación y me vine a radicar a la ciudad de Durango, desde el primer semestre, hace ya 25 años, empecé a colaborar en periódicos y revistas con ensayos. En ese tiempo tomé mi primer taller en la Casa de la Cultura con la Maestra Leticia Salazar, y a partir de ahí, he aprendido  con otros escritores y talleristas como Óscar Jiménez Luna,  Gerardo Campillo, Jesús Alvarado, Hernán Lara Zavala, Julián Hebert, Jaime Muñoz Vargas, entre otros. En 2001 salió  publicado mi primer libro, una novela corta titulada “Azul intenso y gris”. Por ese tiempo también obtuve mención de honor por haber participado con el cuento “Alas de mariposa” en el  “Concurso Nacional de Cuento Carmen Báez”, lo que me valió estar presente en la antología de los 10 cuentos finalistas. Luego vinieron otros concursos federales el  Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC), y el Fondo de Cultura Municipal de Nuevo Ideal, Durango, de donde surgieron otros dos libros: “Historia de los menonitas radicados en Durango” y “Cocina menonita de Durango”, respectivamente. También hice la investigación de “Historia del periodismo en Durango” (1822-1950), publicada por el Congreso del Estado y “La tierra de la desesperanza”, una novela producto también de otro concurso en el que seleccionaron 10 obras para publicar por parte del IMAC, en 2011”.

5.¿De los libros que ha escrito, cuál de ellos le representó un reto?

“De mis cinco libros publicados hasta ahorita, el que más trabajo me dio, pero también más satisfacciones es “Historia de los menonitas radicados en Durango”, porque el acercamiento con los menonitas, a pesar de conocer a muchos, no fue tan sencillo, por lo desconfiados que son. Los otros dos libros (inéditos) que han sido también un reto y una satisfacción muy grande, son los 2 derivados de mis becas en el Programa de Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico (PECDA): “Sabores y relatos de Durango” y “El Durango que se va. Oficios en peligro de extinción”.

6.¿Al momento de publicar con qué dificultades se tuvo que enfrentar?

“Al estar tocando puertas para publicar mi primera novela. En los siguientes libros, no hubo tanto problema porque son producto de concursos. Y hoy en día, a que los institutos de cultura no están publicando como se hacía antes, sin embargo, tenemos la ventaja de hacer uso de las nuevas tecnologías por medio de Amazon, o publicar de manera independiente”.

7.¿Cuál es su ritual a la hora de escribir o leer?

“Me gusta escribir y leer principalmente por la noche porque todo está en silencio y no hay quién me interrumpa. Por lo general, me duermo hasta muy tarde porque como no veo televisión, ese tiempo lo aprovecho en estas dos actividades. Por lo general, si me concentro bastante, pierdo la noción del tiempo”.

8.¿Cómo compagina su pasión por la escritura y la crianza de sus hijos?

“Mi mamá siempre me apoyó en este aspecto. Cuando estaba con la investigación de los libros de la historia de los menonitas y de cocina, ella siempre me acompañaba para estar cuidando de ellos. Ya más grandes, sólo me encerraba para poder trabajar mis textos y ella igual, se encargaba de cuidarlos y de vigilar que nadie me interrumpiera. Hoy en día, ya no tengo ese inconveniente porque son dos adolescentes”.

9.¿Qué les recomendaría a los jóvenes que están iniciando?

“Que lean mucho y que asistan a talleres de escritura. La lectura siempre va entrelazada con la escritura y en cómo hablamos. Se nota de inmediato cuando alguien no lee, por la manera en que escribe y habla”.

10.¿Proyectos en los que se encuentra trabajando?

“Tengo en mente compilar en un solo libro mis dos proyectos PECDA. Basado en estos dos mismos proyectos, tuve la posibilidad de entrevistar mucha gente y visitar otros municipios del estado de Durango. Esto despertó en mí la inquietud de poder contar historias, basada en las nuevas tecnologías, es por eso que en marzo de este año abrí mi canal de videos en YouTube llamado “Andanzas de una escritora” en donde ahora cuento las historias por medio de videos: visitas a museos, recorridos a lugares interesantes, recetas de cocina, superación personal y cultura popular. Eso me da la ventaja de llegar a más gente, porque para mí, que también tengo la profesión de Gestora Cultural,  lo importante es comunicar y no quedarme con el conocimiento, sino compartirlo con la gente, especialmente con las nuevas generaciones, para que amen y valoren el patrimonio natural y cultural que tenemos no sólo en Durango, sino en todo el país, ya que nadie puede amar lo que no conoce”.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios