La importancia de incluir carbohidratos en nuestras dietas

Aunque los carbohidratos han tenido mala fama durante años se les considera una plaga en algunas dietas populares. Los expertos en nutrición nos recuerdan que los carbohidratos son un ingrediente clave de una dieta saludable. Los carbohidratos representan el nutriente principal que se convierte fácilmente en glucosa, o azúcar en el torrente sanguíneo. Los carbohidratos nos proporcionan la energía que nuestros músculos y cerebros necesitan para funcionar.

También nos proporcionan importantes vitaminas, minerales y otros nutrientes. Sin embargo, cuando se comen en exceso y no como parte de una comida balanceada, los carbohidratos pueden desencadenar fácilmente aumentos en los niveles de azúcar en la sangre, lo que lleva a problemas de salud como el aumento de peso y resistencia a la insulina. Elegir los carbohidratos adecuados y consumir el tamaño de la porción apropiada según nuestras necesidades es importante; ya que si los vas a incluir en tu dieta diaria hay que saber que existen “carbohidratos simples” y “carbohidratos complejos”, algunos de ellos son mejores que otros.

Carbohidratos simples

los carbohidratos simples son aquellos que pueden descomponerse rápidamente para obtener energía, elevando los niveles de azúcar en la sangre con mayor facilidad. Entre ellos se encuentran los alimentos naturales, como la fruta y la leche, y los productos con azúcares refinados, como las galletas, los panes y otros postres, así como las bebidas azucaradas. Los azúcares naturales que se encuentran en las frutas enteras se consideran saludables cuando se comen, a diferencia de beber su jugo, porque están cargados de fibra, antioxidantes y otros nutrientes importantes.

No es sorprendente que los productos con azúcares refinados sean los menos nutritivos, ya que en promedio, los estadounidenses consumen alrededor del 13 por ciento de sus calorías diarias por parte de los azúcares añadidos, es decir, el dulce que mucha gente añade a su café o que encabeza la lista de ingredientes de muchas bebidas azucaradas. Estos carbohidratos simples, especialmente los refrescos azucarados y otras bebidas han contribuido realmente a la epidemia de obesidad en EE.UU.

Carbohidratos complejos

Conocidos como los “carbohidratos saludables” porque tienden a ser más nutritivos, los carbohidratos complejos tardan más en convertirse en glucosa, ya sea por su estructura molecular o porque tienen un alto contenido de fibra que, ayuda a reducir las tasas de digestión de los carbohidratos y el aumento de los azúcares en la sangre. La mayoría de nosotros probablemente sabemos qué son los carbohidratos saludables. Estos incluyen alimentos vegetales que aportan fibra, vitaminas y minerales, y fitoquímicos como los que se encuentran en los granos enteros, los frijoles y los vegetales almidonados.

 

 

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios