La música para relajar después de una jornada de trabajo

La música necesita una sala para respirar.

Por MPYOE. Jorge Enrique Loera Castañeda
(Maestría en psicología y orientación escolar)

La música, como lenguaje universal permite ser interpretada, así como apreciada, moviendo en nuestra humanidad fibras tan sensibles que producen cambios en el estado de humor, en sus emociones y hasta su forma de pensar y actuar.

El de la psicología en la música, ha llevado a la ciencia y a las artes a obtener resultados maravillosos que dan pauta a múltiples estudios en revistas científicas, institutos y universidades que ponen en evidencia los beneficios y efectos que la música tiene en las personas.

Este beneficio ha llegado a aplicarse en diversas terapias, en la educación, en la política, en acciones sociales y hasta en el marketing.

Algunos elementos de la música que han sido estudiados son:

La armonía: Que es el estudio de la técnica para enlazar acordes, también engloba conceptos como ritmo armónico.

La melodía: Es una sucesión de sonidos de distinta altura y silencios animados por el ritmo y con sentido musical.

El ritmo: Es la forma en que la música se divide sistemáticamente en pulsos que se repiten un número específico de veces dentro de un compás a una velocidad definida o tempo.

La tonalidad: Hace alusión al tono de una obra. El tono es un conjunto de sonidos que se sostienen en una misma nota principal llamada tónica.

Y por último, la frecuencia: Es la medida del número de repeticiones de un fenómeno por unidad de tiempo. Es decir, indica el número de ciclos de la onda repetitiva por segundo.

Todos estos elementos son tomados en cuenta a la hora en que los estudiosos de la música la clasifican y le dan una intensión especial.

Es decir, si bien es cierto que no existe un tipo de música que a todos relaje, active o ayude a concentrarse, también es cierto que existe música que por sus características y elementos, fomenta en gran parte de la población una reacción en común.

Para esto basta ver los estudios como el publicado por Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Los cuales dan validez a esta hipótesis y a estás teorías.

Así es como paso a recomendarte algunos tipos de música que quizá te pueden ayudar a relajarte después de una larga o intensa jornada laboral. Espero que te sirvan y te des este regalo. Recuerda que regalarte un respiro es amarte, y para amar a otros, necesitas amarte a ti primero.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios