La niñez y las tradiciones gastronómicas

María Guadalupe Bermúdez Trejo
Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana capítulo Durango.

Una parte fundamental para la permanencia de nuestras tradiciones gastronómicas está en la transmisión de estos conocimientos a los más pequeños. Desde edad temprana los niños y niñas comienzan a experimentar los sabores y las texturas de los alimentos, con los cambios de temporada, los colores y las formas de frutas y verduras amplían la gama de productos que los pequeños van agregando a su repertorio.

Tradicionalmente, han sido las mamás y las abuelas, quienes se han encargado de transmitir estos conocimientos, primero al ofrecer los alimentos ya preparados, y luego al integrar a los pequeños en la elaboración de su propia comida, además de que, enseñarles a cocinar, es una de las maneras más sencillas de mantenerlos ocupados y divertidos, además de que les proporciona una sensación de autonomía.

En esta ocasión les comparto una receta que, con ayuda de un adulto, los más pequeños de la casa pueden reproducir y pasar un rato muy agradable al prepararla para al terminar, consumir el producto final en familia con la satisfacción de haber colaborado en su elaboración.

GALLETITAS DE NARANJA

Ingredientes:

200 gr de mantequilla a temperatura ambiente

150 gr de azúcar

2 huevos

¼ de taza de jugo de naranja

1 naranja, la ralladura

500 gr de harina de trigo

1 cucharadita de polvo para hornear

Procedimiento:

Precalentar el horno a 180°C

  1. En un tazón colocar la mantequilla y el azúcar, con la ayuda de una cuchara o una batidora eléctrica batir muy bien hasta que la mezcla esté cremosa.
  2. Agregar los huevos uno a uno, integrar muy bien.
  3. Agregar el jugo de naranja y la ralladura, batir hasta que se incorporen bien.
  4. Agregar la harina cernida con el polvo de hornear y mezclar hasta que la masa tenga una consistencia homogénea.
  5. Con la ayuda de un rodillo y un poco de harina, extender la masa y luego cortar las galletas con el cortador de su preferencia.

Colocarlas sobre una bandeja para hornear previamente enmantecada y enharinada.

  1. Hornearlas por 30 minutos o hasta que las orillas tomen un todo dorado.
  2. Sacarlas del horno y dejar enfriar por 20 minutos.
  3. ¡A disfrutar!
Puedes comentar con Facebook
Anuncios