¡Peligro!, ¿Qué ven tus hijos en internet?

“Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología, y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre”. (Carl Sagan)

Si bien es cierto que en nuestra era es necesario el uso de las tecnologías, también es cierto, que muchas de las veces nos vemos superados por ellas. De ahí, que surjan expresiones o reflexiones como que “Nosotros no controlamos la tecnología, sino al contrario”.

Basta con observar un poco a nuestro alrededor para darnos cuenta que el uso excesivo de los móviles, computadoras y videojuegos cada vez es más exagerado, manifestando en muchas ocasiones una dependencia o adicción tan marcada que afecta en la vida diaria y repercute de manera negativa en la salud fisca, mental y social de la persona.

 

Al hablar de las personas salta con carácter de urgencia la figura y el papel de los niños. Ya que son estos pequeños humanos quienes han nacido con dichas tecnologías, y en especial, con la presencia del internet, el cual forma parte de sus vidas y de la mayoría de las acciones que viven diariamente.

 

Nos podemos dar cuenta, que la internet en particular, ofrece un sin número de beneficios, tales como ser un fuerte aliado en la educación, capacitación y orientación para la vida diaria. Ofreciendo la oportunidad de prepararse de manera excepcional en casi cualquier rama de estudio. En momentos difíciles de la vida, nos ha permitido acercarnos a nuestros seres queridos que están lejos de nosotros o que por alguna circunstancia ajena a nosotros hemos dejado de visitarlos o verlos, con las videollamadas y videoconferencias.

Pero también podemos darnos cuenta de los peligros que conlleva para los niños el uso del internet sin supervisión de un adulto o sin tener medidas preventivas para que los infantes puedan navegar con tranquilidad y seguridad, para aprovechar esta valiosa herramienta y sacarle el máximo provecho.

 

Unos de los peligros más frecuentes son la pornografía, la cual está filtrada en muchísimas páginas de acceso público, así como los delincuentes que navegan en las redes sociales tratando de contactar a los menores con intenciones perversas y malintencionadas.

Es una necesidad de alta prioridad, el prepararnos y capacitarnos para proteger de la mejor manera a nuestros hijos, ya que en ocasiones podemos ayudarnos de información en tutoriales que explican paso a paso cómo configurar la internet para que los menores puedan navegar de manera segura. Además, será necesario el uso de claves y perfiles para configurar tu servicio de internet, pero sin perjudicar tu navegación en ella.

 

Por otra parte, es todavía más necesario y urgente, que se fortalezcan los valores, la comunicación y la sana convivencia en las familias, ya que en la mayoría de los casos en los que se presentan las más grandes desgracias a consecuencia del uso inadecuado de la internet, es en familias con poca comunicación, ambientes insanos y muchas veces con falta de valores.

 

Esto no es de ninguna manera una justificación de los delitos y fechorías realizadas por los delincuentes cibernéticos, sino, una exhortación a que por medio de la práctica de los valores, de una buena comunicación en la familia y una convivencia llena de tolerancia, empatía y coherencia, ayudemos a que nuestros hijos y cada miembro de la familia, tengan la conciencia de alejarse de lo peligroso y ofensivo, además de la confianza de acercarse a su familia para aclarar inquietudes, dudas y tentaciones que le van surgiendo con respecto al uso de la tecnología.

 

Por último, hay que reflexionar y analizar con calma las decisiones con respecto al uso y adquisición de las tecnologías. Es decir, preguntarnos antes de regalar un celular, tableta, computadora, consola de videojuegos, etc., si es necesario en ese momento de la vida de nuestros hijos.

 

Se da en muchas ocasiones que de manera no bien analizada, se le compra alguno de estos aparatos tecnológicos al hijo, con la intención de premiarlo, pero a la vez, se esconde la “aparente comodidad” que ofrece el que los niños estén inmersos en su mundo de juegos y navegación de redes sociales, en vez de lidiar con sus ocurrencias y travesuras.

 

En apariencia fue cómodo, pero repercute cuando los niños se vuelven intolerantes, apartados, rebeldes y cada vez más sedentarios, con las enfermedades y condiciones que esto conlleva.

 

Recuerda que el tiempo pasa volando y no volverá nunca atrás. Todo lo que te pierdas en la vida de tus hijos, en verdad lo perderás, y todo lo que disfrutes y convivas con ellos, los marcarán de manera positiva en sus vidas.

 

Como es costumbre, te hago las siguientes recomendaciones, ponlas en práctica y verás que el buen uso del internet formará parte de tu felicidad y la de tu familia:

 

  1. Utiliza la internet para jugar en familia, descubriendo juegos en grupo, adivinanzas, acertijos, juegos interactivos como el Maratón, Quiz Academic, Cien Mexicanos dijeron, etc.
  2. Busca música para cantar en karaoke, para bailar o para hacer un poco de relajo.
  3. Contacta en redes sociales a tu familia y mantente en contacto con ellos, las videollamadas de familia a familia son de muchísimo provecho, verás que ese primo olvidado puede ser una gran oportunidad de convivencia.

 

Recuerda que si fomentas la convivencia familiar, el día de mañana tus hijos no estarán solos, tendrán tíos, primos, sobrinos, etc., que siempre estén ahí para ellos. Y también buscarán el visitar a sus papás.

 

Te dejo algunos links que te pueden servir para configurar tu internet y redes sociales, te deseo lo mejor.

https://www.youtube.com/watch?v=OatU08RS0bE

https://www.youtube.com/watch?v=36_rjtykSlE

https://www.youtube.com/watch?v=lpKGW0OstfE

Puedes comentar con Facebook
Anuncios