Pug; La raza canina con la peor condición genética

El pug es una raza canina con orígen histórico en China. Se caracteríza por su pequeño tamaño, cola en espiral y cara chata.

Este canino está entre los primeros lugares en padecer problemas de salud. Sus malestares se deben a su hocico chato. Un perro con el hocico corto no tiene espacio en la mandíbula, por eso los pugs a menudo tienen los dientes mal alineados y corren un mayor riesgo de sufrir enfermedades periodontales. Además de no tener protección en los ojos cuando exploran el entorno y esto les provoca lesiones graves en la vista.

Este peculiar hocico puede hacer que tengan aplastados o retorcidas las cavidades nasales, por lo que no permite que el aire fluya correctamente y les trae problemas respiratorios. Su tráquea es demasiado corta y su paladar demasiado largo.

Se termorregulan mal, y de esto derivan los golpes de calor, hipotermia, dificultades digestivas y apnea del sueño. Pero no son los únicos perros a los que les pasa, esto también les ocurre a todas las razas braquiocefálicas: bulldog inglés, bulldog francés, boxer, boston terrier, pekinés, shih tzu, etc., así que en conclusión, sus tiernas caritas achatadas son las culpables de sus constantes problemas de salud.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios