Qué es el vitiligo

Dra. Tania Fernández Cavazos
Dermatóloga Certificada

El vitiligo se define como un trastorno de la pigmentación, caracterizado por manchas blancas, que aumentan de tamaño con el tiempo y que corresponden a una pérdida de la función de las células que producen pigmento (melanina), llamadas melanocitos. La prevalencia mundial es de 0.5% a 2% y afecta todas las razas y en igual proporción a hombres y mujeres. Se han propuesto múltiples teorías para explicar la  causa de la enfermedad y, entre ellas, han resaltado la hipótesis bioquímica,  neural y la autoinmune; esta última es la más popular. Las diferentes teorías pueden contribuir a explicar la pérdida de los melanocitos, apoyando una etiología multifactorial, lo que se conoce como la teoría de convergencia. El diagnóstico es clínico y puede ayudar una lámpara especial conocida como lámpara de Wood. Existe una gran cantidad de tratamientos disponibles en nuestro medio, con ventajas y desventajas, pero ninguno de ellos es 100% efectivo en todos los pacientes.

Hasta el momento, es imposible definir cuáles son los factores que desencadenan la enfermedad. Sin embargo, se han implicado el estrés emocional, el consumo de medicamentos como beta-bloqueadores, las infecciones y  posterior a un traumatismo o herida.

Las manchas de  vitíligo  pueden medir pocos milímetros a varios centímetros y afectan la piel, las mucosas o ambas. Normalmente no se acompañan de síntomas; sin embargo, puede presentarse comezón  o una sensación quemante, que preceden o acompañan la aparición de las lesiones. Su curso es lento y progresivo, con remisiones y exacerbaciones que pueden correlacionarse con algunos factores desencadenantes. Cualquier parte de la piel o de las mucosas pueden estar afectadas, pero tiene predilección por áreas normalmente hiperpigmentadas, como la cara,  ingle,  axila,  areola y los genitales. Además, es común en los tobillos, los codos, las rodillas y otras áreas expuestas a traumas repetidos.

A los pacientes con diagnóstico de vitíligo se les deberá realizar valoración de perfil tiroideo y glucosa en sangre. De acuerdo con otros hallazgos en la historia clínica y el examen físico, se deberá solicitar estudios especiales como  cortisol, anticuerpos antitiroideos y niveles de vitamina B12.

El curso natural del vitíligo es impredecible. Sin embargo, luego de un inicio abrupto, la enfermedad puede progresar lentamente por algún tiempo y seguir un periodo de estabilidad que puede durar de meses a décadas. Pocos casos pueden progresar rápidamente después de un periodo de inactividad. Los pacientes jóvenes tienen un mejor pronóstico. Aquellos con lesiones localizadas en las áreas de fricción, como codos, rodillas y  lesiones en dedos de manos  y pies y lesiones en las mucosas, tienen un peor pronóstico.

Se debe tener en cuenta el gran impacto psicológico que la enfermedad causa en el paciente. Se puede encontrar depresión hasta en un 20%, pensamientos suicidas en 10% e intento suicida en 3.3% de los casos. Es por esto que se  recomiendan  que los  pacientes deben ser evaluados por psiquiatría o psicología.

Como he mencionado el  vitiligo es un trastorno dermatológico común que a pesar  de ser conocido desde años antes de Cristo, no se ha logrado establecer su causa y, actualmente se implican varios mecanismos o hipótesis. Asimismo, no existe una terapia 100% efectiva que logre la repigmentación en estos pacientes. Sin embargo, en la actualidad se brindan tratamientos que buscan  mejorar la condición del paciente y acompañarlo durante todo el proceso, y aunado  con la tecnología láser y la fototerapia  se han encontrado buenos resultados.

Si presentas manchas blancas en la piel, no dudes en consultar a tu Dermatólogo.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios