Remedios caseros

No hay quien pueda resistirse a coleccionar sencillos tips para poder hacer la vida diaria mucho más sencilla. Tips que nos ahorren tiempo, dinero y malestares.

Dolores de cabeza, raspones, gripas, hipo y prácticamente cualquier padecimiento, enfermedad o achaque tenía una cura natural, sí… aquél sabio consejo de la abuela que solucionaba en un dos por tres un pequeño problema antes de que se convirtiera en uno grande.

Es por eso que aquí les mostramos algunos de los mejores remedios caseros, de esos que la abuela siempre recomienda. Tomen nota:

  • Humecta el cabello seco

Uno de los secretos mejor guardados en remedios caseros es el uso del plátano para el cabello extremadamente seco y dañado, porque previene las puntas abiertas y mejora la textura en general. Tritura un plátano muy maduro y extiende desde la raíz hasta las puntas. Deja actuar una hora y enjuaga con agua tibia.

  • Exfolia la piel

Agrega los granos de café molido a tu crema facial limpiadora o mézclalos con aceite de oliva y frota suavemente para exfoliar sin lastimar tu piel. También los puedes mezclar con aceite de coco y usarlo como tratamiento anticelulitis.

  • Reduce el abdomen

Para reducir el vientre, mezcla en dos litros de agua un pepino en rodajas, jengibre en polvo, un limón en rodajas con cáscara y 12 hojas de menta o hierbabuena. Déjalo reposar durante la noche y bebe a diario al menos durante una semana para que comiences a ver resultados.

  • Elimina el mal aliento

Una forma de eliminar el mal aliento, además de lavarte los dientes por lo menos tres veces al día, es comiendo yogur natural sin azúcar, ya que las bacterias que posee eliminan las bacterias negativas de la cavidad bucal.

  • Suaviza tus talones

Antes de acostarte, coloca los pies en agua caliente de 15 a 20 minutos. Después frota los pies con piedra pómez -con cuidado para no maltratar la piel-. Enjuaga los pies y después de secarlos usa una crema humectante antes de dormir.

  • Cura el hipo sin sustos

Muchos hemos tratado de quitar el hipo con un susto, tomando agua al revés o conteniendo la respiración, pero ¿sabías pero hay un remedio mucho más fácil? Sí, el hipo se quita comiendo una cucharada de azúcar, ya que su sabor dulce estimula los receptores de sabor y nervios de la lengua, por lo que detiene los espasmos.

  • Para el dolor de garganta

Para contrarrestar el dolor simple de garganta, el agua con sal marina reduce la inflamación y elimina las bacterias. Disuelve media cucharadita en una taza de agua tibia y haz gárgaras varias veces al día.

  • No más mareos

Si eres de las personas que se marea cuando va en un vehículo en movimiento, puedes detener el mareo comiendo aceitunas o chupar la mitad de un limón cuando comiences a sentir los síntomas.

  • Remedio para la dermatitis atópica (eccema)

El aceite de oliva es rico en vitamina E, que ayuda a humectar la piel y aliviar los molestos síntomas del eccema o irritación de la piel. Aplica el aceite extra virgen en la piel justo después de bañar, mientras aún se encuentra húmeda.

  • Aclara codos y rodillas

Particularmente estas áreas del cuerpo se oscurecen debido a la acumulación de células muertas, y nada tiene que ver con la limpieza diaria. Para aclararlas exfolia tu piel cada tres días con limón. Frota directo sobre codos y rodillas suavemente durante 15 minutos y al terminar no enjuagues, sólo aplica un poco de vaselina para humectar. Asegúrate de hacerlo durante la noche y enjuagar bien al día siguiente antes de exponerte al sol, porque puedes manchar tu piel.

  • Adiós puntos negros

Son horribles, lo sabemos, es una de las luchas eternas de hombres y mujeres. El remedio es fácil, para retirar la suciedad que se acumula en los poros, obstruyéndolos, deberás aplica un poco de zumo de limón sobre tu rostro con la ayuda de un algodón.

  • Elimina esa odiosa caspa

Si de vez en cuando tienes un ataque de caspa, no desesperes. Hay un buen truco para eliminarla y es mezclar tu champú con una aspirina machacada. Tendrás una melena limpia y fresca.

Hasta aquí algunos remedios que en verdad funcionan. A ponerlos en práctica, y recuerda, la constancia es importante.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios