Telarañas podrían funcionar como agentes de limpieza ambiental para atrapar microplásticos en el aire sugieren científicos

Un nuevo estudio concluye que las telarañas son receptores de microplásticos y otros contaminantes del aire, ya que estas partículas quedan adheridas a la red tejida por los arácnidos, informa Sciense Alert.

Para llevar a cabo la investigación, la estudiante investigadora Rebecca Süßmuth, de la Universidad Carl von Ossietzky de Oldenburg (Alemania), recolectó telarañas situadas a dos metros del suelo en una parada de autobús de la ciudad de Oldenburg.

Tras analizarlas en laboratorio, constató la presencia en ellas de diferentes tipos de microplásticos que habían quedado adheridos a las hebras.

El 90 por ciento de los microplásticos eran variaciones de tereftalato de polietileno, un polímero muy común que probablemente, provenía de fibras textiles. También detectaron partículas de C-PVC, un homopolímero de PVC que supuestamente provendría de la pintura utilizada para las marcas viales, explica el estudio publicado por la revista

De este modo, las telarañas mostraron su eficacia como trampas naturales que permiten monitorear de manera sencilla y económica el grado de contaminación de algunas partículas presentes en el aire. Además, se trata de un método muy factible, que ya ha sido utilizado por los científicos para diversas pruebas ambientales.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios