Infante al borde del sepulcro

Luis Pineda

El niño Regino, de apenas 11 años de edad, se encuentra internado en la clínica 1 del IMSS, en donde los médicos le apreciaron traumatismo craneoencefálico severo, fractura de órbita y hueso frontal, lesiones que lo tienen al borde del sepulcro.
El menor lesionado, quien tiene su domicilio en el poblado La Joya, perteneciente al municipio de Poanas, Durango, viajaba en la parte trasera de un vehículo Ford, línea Lobo, modelo 2002, color blanco con gris, conducido por Juan Pablo “N”., de 39 años de edad, quien circulaba por la carretera que conduce del municipio de Vicente Guerrero, Durango, hacia el poblado Gabriel Hernández, y a la altura de la gasera, una corriente de aire levantó un colchón que cargaban en la unidad, provocando que el menor cayera de la misma.
Luego del hecho, sus familiares dispusieron de lo necesario para trasladarlo a la ciudad de Durango, quedando internado en el nosocomio antes mencionado, por lo que ahora se hace todo lo necesario para salvarle la vida.

Puedes comentar con Facebook