Lo sorprendió la muerte en una bolería

Luis Pineda

Repentina muerte tuvo el señor José Ramón Sánchez Salinas, quien contara con 57 años de edad y tuviera su domicilio en la calle Nardos 201 de la colonia La Virgen, pues sufrió un infarto fulminante.

De acuerdo con la información recabada por este medio en el lugar de los hechos, éstos se registraron cuando el señor José Ramón, quien se desempeñaba como taxista, acudió a su puesto de boleo ubicado en la Plazuela Baca Ortiz, y es que iba por la venta diaria pues era dueño del mismo, sin embargo, al estar sentado, de pronto sufrió un infarto quedando inconsciente.

El encargado del citado puesto de boleo y quienes ahí se encontraban, dieron aviso al número de emergencias 911, por lo que de inmediato acudieron paramédicos de la Cruz Roja, solo que nada pudieron hacer por el señor José Ramón, pues como se menciona, su deceso fue instantáneo.

Al citado lugar acudieron también elementos de las distintas corporaciones de seguridad; en un momento dado, se pudo apreciar que había decenas de “mirones”, los cuales en todo momento hicieron caso omiso a las autoridades de retirarse del lugar, aunque es preciso mencionar que la autoridad actuó de manera tibia, incluso varias personas que ahí se encontraban no traían cubrebocas, tampoco se respetó la sana distancia.

Personal de Servicios Periciales, realizaron la labor de campo, al lugar llegó una persona quien identificó plenamente al ahora fallecido, y una vez que el agente del Ministerio Público dio fe del cadáver, ordenó su traslado al anfiteatro de la Fiscalía General del Estado, para la práctica de la necropsia de ley.

Finalmente se informa que, al tratarse de un deceso por causas naturales, no hay delito que perseguir, por lo que la carpeta de investigación quedó cerrada.

Puedes comentar con Facebook