Muchacho pierde la vida en accidente

Luis Pineda

El hecho ocurrió en la entrada al poblado J. Refugio Salcido

 

Murió de manera instantánea el joven Santiago Aniceto Montiel Siqueiros, luego de derrapar en la motocicleta que conducía; su acompañante Samuel Figueroa, de 17 años de edad, resultó herido, reportándose su estado de salud como grave, al parecer ambos se corrían una parranda desde la tarde-noche del sábado.

El ahora occiso contaba con 26 años de edad, y tenía su domicilio en la colonia Jardines de Cancún, siendo la causa de su deceso, traumatismo severo de cráneo; por su parte Samuel, se encuentra recibiendo atención médica en el Hospital General 450, en donde los médicos le apreciaron traumatismo de cráneo, así como de tórax y abdomen, lesiones que lo mantienen entre la vida y la muerte.

De acuerdo con la información recabada en el lugar de los hechos por este medio, éstos se registraron cerca de las 17:00 horas cuando Santiago y Samuel, viajaban a bordo de una motocicleta Itálika de color azul con gris y lo hacían por el camino de J. Refugio Salcido, con dirección a la carretera a Mezquital, sin embargo, poco antes de llegar al entronque, el caballo de acero se descontroló, derrapó varios metros, y al caer “Chago”, se golpeó fuertemente la cabeza contra el pavimento, sufriendo incluso expulsión de masa encefálica, su cuerpo quedó en el canal de riego que cruza por ese lugar.

Cabe mencionar que, testigos de los hechos, (otros muchachos, sus amigos), al darse cuenta del hecho, dieron aviso al número de emergencias, por lo que en cuestión de minutos acudieron elementos de distintas corporaciones de seguridad, así como de rescate, además de paramédicos de la Cruz Roja, quienes brindaron el auxilio al lesionado para después trasladarlo al Hospital General 450, en donde ahora se hace lo posible por salvarle la vida.

Al citado lugar acudió personal de Servicios Periciales, quien realizó la labor de campo, y una vez que el agente del Ministerio Público en turno, dio fe del cadáver, ordenó su traslado al anfiteatro de la Fiscalía General del Estado, para la práctica de la necropsia de ley.

Finalmente se da a conocer que, al lugar de los hechos llegaron algunos familiares tanto del menor lesionado, como del muchacho fallecido, siendo ellos quienes proporcionaron datos generales de ambos, manifestando que desde la tarde noche del sábado anduvieron ingiriendo bebidas embriagantes.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios