Suicida deja recado póstumo

Su esposa lo encontró sin vida en el interior de su taller de herrería.

Luis Pineda

La noche del viernes se registró un suicidio más en la ciudad de Durango, con éste suman ya 68 casos en lo que va del año.
El ahora occiso respondía al nombre de Alfonso Murillo, de 53 años, y quien tuviera su domicilio en la colonia Los Sauces, siendo la causa de su deceso, asfixia por ahorcamiento.

Según la versión de su esposa, de nombre Matilde, en repetidas ocasiones le marcó a su celular por lo que, al no obtener respuesta decidió ir a buscarlo a su taller de herrería ubicado a unas cuadras de su casa, al tocar la puerta tampoco obtuvo respuesta, decidió brincarse la barda, encontrándolo inconsciente, dando aviso de inmediato al número de emergencias 911.

En cuestión de minutos, arribaron elementos de distintas corporaciones de seguridad, así como paramédicos de la Cruz Roja, sin embargo ya no se pudo hacer nada por él, puesto que ya no contaba con signos vitales.

Tras la confirmación del deceso, se dio aviso a la autoridad correspondiente, acudiendo así, personal de Servicios Periciales, quienes realizaron la labor de campo, y una vez que se dio fe del cadáver, se ordenó su traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense, para la práctica de la necropsia de ley.

Cabe mencionar que, Alfonso Fernando, dejó un recado póstumo en donde se despide de sus familiares.
Finalmente se da a conocer que, al tratarse de un suicidio, y al no haber delito que perseguir, la carpeta de investigación quedó cerrada.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios