Verónica, lleva 8 años en el Cereso y desde entonces no ve a sus hijos; nadie la visita

Luis Pineda

“Ha sido duro estar en prisión, como madre, lo que más se reciente es no estar cerca de los hijos”

Privada de su libertad en el Centro de Reinserción Social 1, hace ocho años, Verónica Magdalena, desde entonces no ve a sus dos hijos a quienes extraña, al igual que su a familia. Los invitamos a conocer su historia.

Verónica Magdalena, es originaria de Torreón, Coahuila, se encuentra en el penal de Durango, purgando una condena de 23 años por el delito de homicidio, lleva ocho, tiempo que le ha servido para reflexionar, y tratar de ser mejor persona.

Periódico Victoria, pudo platicar con ella, comparte parte de su historia.

“Me llamo Verónica Magdalena, y estoy por el delito de homicidio, tengo ocho años y dos meses, y me dieron 23 años de condena”.

“Lo más duro, lo más difícil es el no estar con mis hijos, el pensar la mucha falta que les hago y la mucha falta que ellos me hacen a mí. Gracias a Dios, he aprendido a sobrellevar las cosas, pero sí es muy difícil la vida, es muy difícil estar lejos de los que te aman, de las personas que amas”.

Con una mirada triste, desencajada, pero con una postura de mujer fuerte, Verónica Magdalena, dijo que, “no he visto a mis hijos desde hace ocho años, no vienen a visitarme, y los extraño mucho, no me dejan verlos por cuestiones familiares, no tengo ningún tipo de comunicación con ellos, y no sé ni cómo están, no sé si están bien, si están mal, no sé nada de ellos y eso me duele mucho”.

Con mucho dolor, la joven mujer expresa su arrepentimiento, a la vez que comenta sentirse vacía, sola y más estando lejos de casa.

“Como mujer, como mamá, siento un vacío, tristeza, soledad, duele mucho el no poder estar con mis hijos y no saber nada de ellos. Confío en Dios que están bien, pero claro, eso me parte, me quiebra. Yo lo único que anhelo es verlos un momento, o aunque fuera una llamada y ya con eso no me faltaría nada”.

Para hacer más llevadera la estancia dentro del penal, Verónica Magdalena, estudia la licenciatura en Derecho, en el Instituto Alejandría, ya solo le faltan algunos semestres para concluir y no pierde la esperanza de que, al obtener su libertad, pueda volverse a reunir con sus hijos, y ejercer su profesión de manera digna.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios