El sueño de Qatar

El central duranguense tiene claro cual es su principal objetivo para este 2022

El árbitro internacional duranguense, Marco Antonio Ortiz “Gatillo” estará en próximos días, alistándose tanto física como mental mente para llevar a cabo la renovación de su gafete FIFA para así poder estar en la lista de candidatos para el Mundial de Qatar 2022.

“Se va un 2021 muy bueno para mi en lo personal, hubo un crecimiento, el primer semestre me toca llegar a la semifinal en la Liga MX, en el segundo dirigiendo la gran final”, aclaró el silbante.

El duranguense si bien aprovecho sus días de vacaciones para visitar a familia y amigos en su casa Durango, nunca dejó de lado la preparación para mantenerse en forma, ya que este jueves estará arrancando el nuevo campeonato de la Liga MX.

Además dijo que hubo bastantes participaciones a nivel internacional, como fue el octagonal rumbo a Qatar, se tuvo una pausa ligera de 15 días, ya este 7 de enero se arranca con la liga.

El 2022 arrancará con el pie derecho, ya que en febrero habrá fecha FIFA, por lo cual el árbitro duranguense espera tener participación en el octagonal, y así poder tener participación en la Copa del Mundo que está prácticamente a la vuelta de la esquina.

Toda su preparación durante esta pausa y vacaciones decembrinas, el central duranguense se mantuvo con rutinas de preparación para poder renovar en enero el gafete de FIFA, cada año es esa insignia, no es que el día que lo tengamos lo vayamos a tener para siempre, sino que hay que estar presentando pruebas cada año para renovar, así lo comentó el silbante.

Las pruebas que hará en Toluca son de resistencia, velocidad y agilidad, para estar a tope y listos para la competencia.

Durante esta charla no se pudo quedar fuera el tema de la pasada final en donde el Atlas se coronó como campeón 70 años después y en donde el “Gato” fue el arbitro central comentó que no había palabras, se juntó una fecha histórica, importante, puesto que cayó el 12 de diciembre, Día de la Virgen, se junta con la muerte de Vicente Fernández, orgullo de Guadalajara”.

Asimismo se sintió un poco sentimental, ya que en las gradas estaba su padre, el ex árbitro Marco “Gato” Ortiz, aclaró que simplemente fue algo indescriptible.

“Al final terminó siendo campeón quien hizo los méritos necesarios y nuestra participación arbitral por mucho que haya polémica y se quiera generar alguna situación, fue buena y fue campeón quien tenía que ser campeón”.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios